El candidato presidencial opositor Henrique Capriles afirmó el lunes que confía en los resultados que arrojó la más reciente encuesta de una firma local que le da un empate técnico con el mandatario Hugo Chávez.

Capriles dijo a The Associated Press que aunque tiene sus propios números, que no quiso revelar, admitió que "en lo personal creo en (la firma) Consultores 21".

Consultores 21, una de las principales encuestadoras del país, reveló la semana pasada que Chávez tiene una intención de voto de 46%, contra 45% que posee Capriles, lo que representa casi un "empate técnico" entre los dos candidatos, a menos de siete meses de las elecciones presidenciales.

El estudio, que se realizó entre el 3 y 13 de marzo con unos 2.000 encuestados, tiene un margen de error 2,3% y reportó 9% de indecisos, según confirmó a la AP Saúl Cabrera, vicepresidente de Consultores 21.

A casi un mes de haber iniciado su precampaña con recorridos por siete de las 24 entidades del país, el gobernador del estado central de Miranda se mostró confiado de los resultados y dijo que pese a la situación de violencia que enfrentó en un barrio de la capital y la denuncia de un supuesto plan de atentado, está dispuesto a seguir adelante con su plan de visitas casa por casa.

"El casa por casa es algo muy poderoso que al venezolano le gusta. Así logré ser gobernador. Así fue Chávez presidente en 1998", expresó Capriles en otras declaraciones formuladas el lunes a la prensa.

Capriles cuestionó con dureza la denuncia que realizó la semana pasada Chávez sobre un supuesto plan de atentado contra el candidato opositor y consideró la acción del mandatario como una "irresponsabilidad gigantesca" porque no presentó "ningún tipo de prueba".

"¿Dónde está la información? ¿Qué se busca con eso: generar miedo, generar zozobra, enrarecer el ambiente?. Eso es una declaración muy, muy grave", indicó el gobernador.

A comienzos de mes, Capriles y su comitiva fueron atacados durante una visita al barrio pobre de Cotiza, en el norte de la capital, donde resultó herido de bala uno de los seguidores del gobernador.

Al referirse al incidente de Cotiza, así como a la denuncia del presunto plan de atentado y algunas encuestas que ha difundido recientemente el gobierno que le dan a Chávez un respaldo de casi 30 puntos, Capriles dijo que esas situaciones demuestran "una gran debilidad del que aspira la reelección".

"Cuando usted tiene que apelar al insulto, a la descalificación, a la violencia, a todo eso, ¿Qué es lo que usted está exteriorizando?", preguntó. "Una profunda debilidad, un gran miedo, un gran miedo a perder el poder, el privilegio", agregó.

Al ser preguntado sobre las versiones que han difundido medios internacionales sobre una presunta complicación de la salud de Chávez, el gobernador opositor dijo que no entrará en especulaciones.

El mandatario, de 57 años, viajó el 24 de marzo a La Habana para someterse a un tratamiento de radioterapia por un segundo tumor canceroso que le fue extirpado en la región pélvica. Chávez anunció que tenía previsto retornar a Venezuela el jueves.

Capriles criticó que el mandatario viaje a la capital cubana para tratarse médicamente, al considerar que era un "mensaje terrible, negativo" que la persona que tiene la mayor responsabilidad en Venezuela diga que "no se puede atender en su propio país".

El presidente de la Asamblea Nacional, diputado Diosdado Cabello, rechazó el lunes las versiones de prensa surgidas en los últimos días sobre la supuesta complicación de la salud de Chávez e instó a los seguidores del mandatario a no caer en los rumores.

"Tengamos la fortaleza. El presidente viene el jueves. Viene repotenciado", dijo Cabello en un acto con simpatizantes oficialistas en el estado Miranda.

Capriles volvió a cuestionar la creciente criminalidad que enfrenta Venezuela y exigió al mandatario "asumir la responsabilidad" en el caso.

"Vemos como desesperadamente se trata de buscar un culpable (en el tema de la violencia) y no asumir la responsabilidad", enfatizó.

Capriles, de 39 años, fue elegido el 12 de febrero en unas elecciones primarias como el candidato único de la oposición que se enfrentará en los comicios de octubre a Chávez, quien busca una tercera reelección.