El gobierno brasileño investiga si tres activistas rurales muertos a disparos fueron asesinados debido a uno de tantos conflictos por la tierra que enfrenta el país, dijeron las autoridades.

Investigadores policiales y funcionarios de alto rango del departamento de la reforma agraria de Brasil afirmaron que no están seguros qué provocó los asesinatos, al estilo ejecución, ocurridos en el estado de Minas Gerais.

Los activistas estaban haciendo campaña para tomar el control de tierras en disputa que, según grupos defensores de los intereses del ciudadano, también estaban siendo pretendidas por propietarios de una fábrica azucarera local.

El investigador policial Samuel Barreto dijo a reporteros no que no hay duda que los tres fueron ejecutados el sábado, pero agregó que se siguen dos líneas de investigación: que fueron asesinados por un conflicto de tierras, o que se trató de una disputa interna dentro de su grupo de activistas.