Las acciones en Wall Street alcanzaron el lunes sus mejores niveles en varios años y registraron una de las mayores ganancias de lo que va de 2012 después que el presidente de la Reserva Federal, Ben Bernanke, afirmó que la economía estadounidense aún necesita ayuda para generar un crecimiento de empleos más rápido.

El promedio industrial Dow Jones repuntó 160,90 puntos para cerrar en 13.241,63, su tercer mejor logro este año. El índice Standard & Poor's 500 ganó 19,40 unidades y acabó en 1.416,51, su mejor cierre desde mayo de 2008.

El indicador compuesto Nasdaq, con predominio de las emisoras de alta tecnología, y que está cerca de acumular un avance de 20% en lo que va del año, subió 54,65 puntos, a 3.122,57, su mejor cierre desde noviembre del 2000.

Las emisoras del sector salud encabezaron el alza. La Corte Suprema tuvo el lunes el primero de tres días de argumentaciones sobre la constitucionalidad de la ley de atención médica de 2010 del presidente Barack Obama, la cual requerirá que todos los estadounidenses tengan un seguro o paguen una sanción.

Las acciones del sector salud ganaron 1,7% como grupo. Aetna avanzó 3,1%, WellPoint 2,9% y UnitedHealth Group 2,7%. SE espera que la corte emita su decisión sobre el caso en junio.

Bernanke, hablando ante un grupo de economistas, sonó pesimista respecto a la creación de empleos a pesar de que el país agregó un promedio de 245.000 puestos de trabajo mensuales desde diciembre y que la tasa de desempleo ha bajado continuamente desde el verano pasado.

Afirmó que la cantidad de personas trabajando y la cantidad de horas que laboran están muy por debajo del nivel que tenían antes de la crisis financiera de 2008. Indicó además que parte del descenso en la tasa se debió a que desempleados desalentados dejaron de buscar trabajo.

Los comentarios de Bernanke podrían significar dos cosas para el mercado.

Por un lado, señalarían que él cree que el banco central necesita continuar apuntalando la economía, a través de mantener las tasas de interés a corto plazo a cerca de cero y quizá adquiriendo más bonos posteriormente.

"Ha pasado algún tiempo desde que no habíamos tenido ninguna orientación real diciendo que necesitamos un empujón más fuerte para arrasar con el desempleo", dijo Chip Cobb, vicepresidente de Bryn Mawr Trust Asset Management en Pensilvania. "Ahora estamos buscando nuevamente más estímulo. Es como si no pudiéramos obtener suficiente", agregó.

Otros se enfocaron en las declaraciones de Bernanke de que algunas contrataciones recientes se debieron meramente a que algunas compañías están compensando el haber despedido demasiada gente en 2009 y que eso no es una señal de un crecimiento económico.

Eso podría ser un alivio para inversionistas que estaba preocupados de que los costos laborales crecerían demasiado rápidamente y reducirían las utilidades, afirmó Paul Zemsky, director de asignación de activos de ING Investment Management en Nueva York.

El rendimiento del bono del Tesoro a 10 años subió a 2,25%, de 2,23% del cierre del viernes.

Las acciones cerraron mayormente al alza en Europa. El índice alemán DAX subió 1,2% después de que un indicador de la confianza empresarial en ese país repuntó por quinto mes consecutivo. El indicador francés CAC-40 avanzó 0,7% y en Londrtes, el índice FTSE ganó 0,8%.

Antes, en Asia, el índice japonés Nikkei 225 subió menos de 0,1%, a 10.018,24 unidades.