El presidente de la Reserva Federal de Estados Unidos, Ben Bernanke, dijo el lunes que el mercado laboral del país permanece débil pese a los tres meses de aumento en las contrataciones y consideró que las actuales políticas del banco central ayudarán a impulsar el crecimiento económico.

Las declaraciones de Bernanke ante un grupo de economistas en Arlington, Virginia, impulsaron las acciones. Muchos consideraron que sus cautelosas palabras sobre la economía significan que es posible que la Fed se apegue a su plan de mantener las tasas de interés de corto plazo en mínimos récord hasta 2014.

A pesar de que la mejoría en el empleo ha ayudado a apoyar la confianza y el ingreso de los estadounidenses, "no hemos visto esto como algo persuasivo", dijo Bernanke. La Fed necesita "permanecer cautelosa" para decidir el siguiente movimiento que debe ser, añadió.

Es posible que más ganancias en el empleo requieran una demanda más fuerte del consumidor y las empresas, dijo el funcionario en la conferencia de primavera de la Asociación Nacional de Economía Empresarial (NABE, por sus siglas en inglés).

La NABE cuenta con 2.500 economistas miembros que trabajan para asociaciones corporativas, universitarias, gubernamentales y comerciales en Estados Unidos. Bernanke dio la conferencia para el grupo por primera desde 2008.

Como resultado de las palabras de Bernanke, el promedio industrial Dow Jones aumentó 161 puntos para cerrar en 13.241, su tercera mejor ganancia del año. El Standard & Poor's 500 subió 19 puntos para colocarse en 1.417, su máximo cierre desde mayo de 2008.

Algunos vieron el discurso de Bernanke como una señal de que el banco central podría implementar más medidas en caso de que falle la economía, en un intento por seguir manteniendo bajas las tasas de interés en el largo plazo.

___

El periodista de The Associated Press Christopher S. Rugaber colaboró con este despacho.