La canciller alemana Angela Merkel dijo el lunes que su país podría estar dispuesto a incrementar temporalmente los fondos de rescate de la eurozona a 700.000 millones de euros (930.000 millones de dólares).

El bloque de 17 países está bajo presión para que aumente sus fondos de contingencia a fin de calmar el nerviosismo de los mercados ante el cariz que han tomado las finanzas de países como Italia y España. Debido a ello, los ministros de Hacienda de la eurozona analizan cómo pasar de un fondo de rescate temporal a otro permanente.

Merkel dijo que unos 200.000 millones de euros en fondos de rescate prometidos ya a Grecia, Irlanda y España podrían ser otorgados de forma paralela a un nuevo fondo de 500.000 millones de euros hasta que sea devuelto ese dinero.

Sin un cambio de política, el nuevo Mecanismo Europeo de Estabilidad sólo podrá prestar 300.000 millones de euros en nuevos créditos, ya que los compromisos existentes de rescate deben ser sustraídos de su cuenta general.