Un sismo con características de terremoto se sintió el domingo por la tarde en la región centro sur de Chile con una magnitud preliminar de 7,2, según el Servicio Geológico de Estados Unidos.

Las autoridades de la oficina nacional de emergencia dispusieron inicialmente una evacuación preventiva en las zonas costeras, entre Concón y Lebu, en una franja de 770 kilómetros en que se registró el fuerte temblor. Sin embargo, la orden fue levantada poco después.

"Esperamos que no haya daño en las personas", dijo el presidente en ejercicio, Rodrigo Hinzpeter, que reemplaza al presidente Sebastián Piñera, quien realiza una gira por países asiáticos.

Hinzpeter dijo que están haciendo un barrido radial por las regiones afectadas para saber si hubo daños o víctimas.

El epicentro se ubicó frente a las costas del Maule, a 32 kilómetros al noroeste de Talca, a las 19.48 horas (2248 GMT).

A pesar de que la Oficina Nacional de Emergencia del Ministerio del Interior, Onemi, retiró la sugerencia de evacuación, centenares de personas prefirieron quedarse en lugares de altura.

Varias localidades del sur quedaron total o parcialmente sin energía eléctrica y los teléfonos colapsaron por exceso de tráfico.

Desde un primer momento el Servicio Hidrográfico y Oceanográfico de la Armada, Shoa, dijo que el fuerte sismo no reúne las características para provocar un tsunami, pero tras la mala experiencia del terremoto de magnitud 8,8 de febrero del 2010, cuando se descartó un maremoto que sí ocurrió y mató a 156 personas, la ciudadanía no recupera aun plenamente la confianza en ese organismo.

Las mayores intensidades se vivieron en Cauquenes, Constitución, Talca y Pelluhue.

Los chilenos revivieron el terremoto del 2010, que en conjunto con el tsunami posterior mató a 524 personas.

La televisión estatal dijo que en una gran iglesia de la comuna de Maipú, al oeste de Santiago, se desprendieron algunos pedazos de techo que hirieron a algunas personas, aunque no de gravedad. Algo similar sucedió en un centro comercial de la comuna de La Florida, al sur de la capital.

La estatal gigante del Cobre, Codelco, informó que sus yacimientos del centro sur funcionan normalmente.