La misión del enviado especial de las Naciones Unidas y la Liga Arabe para Siria Kofi Annan "quizá sea la última oportunidad" de que el país árabe "evite una prolongada guerra civil", dijo el presidente ruso Dimitry Medvedev.

El mandatario afirmó además a Kofi Annan que cuenta con el pleno respaldo de Rusia.

Annan acudió a Moscú el domingo para entrevistarse con el presidente ruso y el ministro de Relaciones Exteriores. Viajará ahora a China, que junto con Rusia protegió al presidente sirio Bashar Assad de las sanciones de la ONU.

Siria es el último aliado de Moscú en el Medio Oriente y es un importante cliente de la industria de armamento ruso, aunque recientemente Rusia ha dados muestras de impaciencia con Assad.