Un poderoso grupo rebelde comenzó a retirarse del principal aeropuerto en Libia y transferirá el mando de la seguridad al gobierno, ya sea que una fuerza policiaca esté o no lista para asumir el control, informó el domingo un vocero de la insurgencia.

La milicia en la área montañosa de Zintán, en el oeste de Libia, ha tenido el control del aeropuerto internacional desde la caída del régimen de Moamar Gadafi en agosto en ausencia de una fuerza policiaca o militar.

Jaled al-Zintani, portavoz de los rebeldes en Zintán, dijo que los milicianos informaron al gobierno que abandonarían sus puestos el domingo por la tarde.

El gobierno prometió en un comunicado hacerse cargo de la seguridad en la terminal aérea el mismo domingo, pero más tarde emitió otro aviso informando que el traspaso se estaba saliendo de lo programado. No dio más detalles en el comunicado.