El partido entre Caxias y Novo Hamburgo, de la primera división de Brasil, fue suspendido algunos minutos debido a que un perro ingresó en la cancha y mordió a uno de los jugadores en una pierna.

El delantero Vanderlei recibió la tarascada del can, un pastor alemán, en la parte posterior de la pierna, según las imágenes de las cámaras de televisión. El perro respondía al nombre de Nitro y pertenecía a uno de los policías que vigilaban el encuentro disputado el sábado.

El perro tenía su correa y el policía intervino en un intento para ayudar a acercarse a los árbitros. El can atacó y alcanzó la pierna izquierda del jugador y parte de los pantaloncillos del mismo.

De acuerdo con el portal de la publicación deportiva Globoesporte.com, el encuentro fue suspendido casi 10 minutos en tanto que Vanderlei recibió atención médica y regresó a la cancha.

Caxias perdió 1-0 ante Novo Hamburgo dentro del campeonato del estado de Río Grande do Sul.