Fernando Alonso ganó el domingo un espectacular Gran Premio de Malasia de la Fórmula Uno, en el que el mexicano Sergio Pérez entró segundo para conseguir el primer podio de su joven trayectoria.

En una carrera que se suspendió por 51 minutos debido a la lluvia, el Ferrari de Alonso parecía ceder ante la presión de "Checo" Pérez hasta que el piloto mexicano de Sauber se salió de la pista cuando faltaban seis vueltas, dándole a su rival español el margen suficiente espacio para mantenerse en la punta.

El triunfo de Alonso es uno de los más improbables en la ilustre y larga historia de Ferrari.

"Ha sido una carrera increíble", declaró Alonso.

La escudería italiana se encontraba en crisis tras un mal arranque de temporada, pero la soberbia actuación de Alonso les dio una memorable victoria.

"Un gran trabajo por parte del equipo", declaró Alonso, quien con 28 victorias ahora está quinto en la lista histórica. "El triunfo es una gran sorpresa. No fuimos competitivos en Australia y tampoco estuvimos bien (en la clasificación) aquí".

Pérez consiguió el mejor resultado de un piloto mexicano desde la victoria de Pedro Rodríguez en el GP de Bélgica de 1970. También es el mejor resultado de Sauber, su equipo suizo.

La felicidad de Pérez por su segundo lugar se vio atenuada al reconocer que tuvo al alcance un triunfo.

"Hubiera sido un sueño ganar en estas condiciones a Fernando y algún día llegará esa victoria", declaró Pérez. "Estaba alcanzando a Fernando y sabía que tenía que hacerlo pronto porque en los sectores con alta velocidad iba a perder los neumáticos frontales".

"Hoy era posible ganar", añadió el mexicano. "Toqué el borde y me fui hacia el lado sucio de la pista. Estaba completamente mojado y perdí el primer lugar".

En tercer lugar quedó Lewis Hamilton, de McLaren, superando a Mark Webber (Red Bull) y Kimi Raikkonen (Lotus).

De largar en el primer lugar, Hamilton terminó en tercero por segunda semana consecutiva, pero estaba feliz de evitar los problemas que afectaron a rivales directos en la lucha por el título.

"Me hubiera gustado tener más puntos este fin de semana, pero en realidad no puedo quejarme. Estoy en el podio por segunda carrera consecutiva", indicó Hamilton.

El campeón mundial Sebastian Vettel (Red Bull) estuvo en el cuarto sitio durante la mayor parte de la segunda mitad de la carrera, pero pinchó su neumático cuando tocó el monoplaza de Narain Karthikeyan (HRT) cuando faltaban nueve vueltas y quedó décimo primero. También se quedó sin comunicación por radio en plena carrera con el equipo.

Furioso con irse sin puntos, Vettel criticó al indio Karthikeyan: "Perder una carrera de esta forma es muy frustrante. Hay que necesitan mirar ver mejor hacia dónde van", señaló.

El sexto lugar fue para el brasileño Bruno Senna (Williams), su mejor resultado en la F1. El venezolano Pastor Maldonado (Williams), quedó noveno.

En los otros puestos que repartieron puntos, el británico Paul di Resta (Force India) entró séptimo, seguido por el francés Jean-Eric Vergne (Toro Rosso), el alemán Nico Hulkenberg (Force India) y el alemán Michael Schumache (Mercedes), éste último tras recuperarse de una colisión en la primera vuelta.