¿Fue suerte? Tal vez. Pero Luol Deng hizo la jugada de oro. Recuperó un disparo taponado y logró la anotación a punto de terminar el partido.

Luol convirtió la noche del sábado lo que parecía una derrota en la 40ma victoria de los Bulls de Chicago, la cifra más alta de triunfos de un equipo en la actual campaña de la NBA. Con foja de 40-10, el equipo está clasificado a la postemporada.

C.J. Watson se enfiló al aro pero James Johnson, de Toronto le taponó parcialmente el tiro. Deng capturó el balón y logró la canasta del triunfo.

Los Bulls ganaron en tiempo extra 102-101 a los Raptors de Toronto, pero la victoria estuvo en suspenso hasta que los oficiales del partido examinaron la jugada y declararon válida la anotación de Deng, quien hizo su disparo antes del sonido de la chicharra.

Con el resultado, los Bulls se sacudieron la casi costumbre de caer ante los Raptors, que acumulan 16 victorias en la campaña.

"Fue una fortuna que capturáramos el rebote con tiempo suficiente", expresó Deng. "Cuando hice el disparo, sentí que sería bueno en un momento apremiante. Pero como siempre, no se sabe el desenlace. Esperamos hasta que los oficiales hicieran la decisión", agregó.

Johnson, que jugó con los Bulls, logró 20 puntos, ocho rebotes y cuatro tapones, en otro juego decidido de los Raptors, que habían pegado otro susto hace tres noches a Chicago.

"Eso ocurre a veces", dijo Johnson.

"La pelota no alcanzó el aro después de que yo la taponara y Luol Deng hizo la gran jugada. Merecíamos ganar esta noche, pero (los Bulls) hicieron la jugada del triunfo", apuntó.

Carlos Boozer logró 24 puntos y 10 rebotes para los Bulls, Deng aportó 23 unidades y 10 rebotes, y Watson consiguió 23 tantos.

José Calderón también logró 20 puntos y 10 asistencias, y Gary Forbes consiguió 12 tantos y 13 tableros para los Raptors, pero falló dos tiros libres a 6,4 segundos del final del tiempo extra.

El entrenador de Chicago, Tom Thibodeau, no se mostró para nada contento a pesar del triunfo. Los Bulls derrotaron el miércoles por 94-82 a los Raptors en Toronto tras superar una desventaja de 12 puntos en el segundo tiempo.

"Remontamos pero el problema es que ya van dos partidos consecutivos en igual situación", manifestó Thibodeau.

"Conseguimos el triunfo... Mucha fortuna. Tuvimos suerte de ganar el encuentro. Nos habían superado desde el principio. Nos dominaron. Nos superaron en rebotes, 14", señaló.

Los Raptors aventajaron a los Bulls 58-44 en tableros, en especial debido a que Chicago estuvo fatal en disparos de canastas triples — acertó tres de 23 intentos — pero los perjudicaron 20 pérdidas de balón.

"El equipo tapona el tiro, se arma la rebatiña. No hay nada, pero cogen el balón sin dueño y anotan. Así es el microcosmos de la temporada", señaló el entrenador de Toronto, Dwane Casey.

En otro partido, los Mavericks de Dallas ganaron en tiempo extra 101-99 a los Rockets de Houston.

Antes del partido, el entrenador de Dallas, Rick Carlisle, había dicho a sus jugadores que el resultado era para la postemporada y el equipo respondió con una victoria importante.

Dirk Nowitzki anotó 31 puntos, Jason Terry consiguió 24 y Brandan Wright logró siete tapones — la cifra más alta de su carrera — para los Mavericks, que jugaron de visitantes.

Goran Dragic anotó 24 puntos y el argentino Luis Scola aportó 19 para los Rockets, cuyos cinco titulares lograron cifras dobles.

"(Carlisle) dijo que el partido era para la postemporada", señaló Terry. "Era todo lo que yo necesitaba escuchar", señaló.

Por los Rockets, el argentino Luis Scola jugó 39:05 minutos en los que logró 19 puntos, seis rebotes y cuatro asistencias. Acertó siete de 15 disparos de campo y cinco de seis tiros libres.

En los demás resultados de la jornada, L.A. Clippers 101, Memphis 85; Atlanta 95, Washington 92; Nueva Jersey 102, Charlotte 89; Nueva York 101, Detroit 79; San Antonio 89, Nueva Orleáns 86; Indiana 125, Milwaukee 104, y Golden State 111, Sacramento 108.