Las disidentes Damas de Blanco aseguraron el domingo que no buscan protestar ni lanzar consigas por la libertad durante la misa que ofrezca el Papa Benedicto XVI el 28 de marzo en La Habana.

El grupo, que realizó su tradicional marcha dominical sin incidentes, dijo que aún no tiene respuesta a una solicitud que entregaron en enero a la Nunciatura Apostólica para tener una audiencia con el santo padre durante su paso por Cuba.

Bertha Soler, una de las voceras de las Damas de Blanco, se refirió a las recientes declaraciones del Pontífice en torno a que el marxismo como ideología no responde a la realidad y hay que buscar nuevos modelos: "Realmente no está equivocado... está en sintonía, él sabe realmente la situación actual del pueblo de Cuba".

Tras asistir junto a otras 29 mujeres a misa y luego marchar en una avenida de la capital, Soler, de 48 años, afirmó que "el comunismo, el marxismo-leninismo, realmente el gobierno cubano se ha apoyado en esto para reprimir a su pueblo... para mantenerse en el poder".

Al ser consultada sobre si su grupo asistirá a la misa papal del miércoles en La Habana el 28 de marzo, Soler, de 48 años, aseguró que "a pesar de la represión oficial" intentarán llegar a la Plaza de la Revolución vestidas de blanco,pero sin sus tradicionales camisetas que aunque del mismo color llevan el nombre de Laura Pollán, la líder del grupo y quien falleció de un paro cardio respiratorio en septiembre de 2011. Dijo que vestirán cualquier camiseta que tenga una imagen de iglesia o del papa.

El acto en la Plaza de la Revolución "es una misa sagrada", dijo Soler, quien junto al resto de activistas marchó en la jornada llevando en sus manos flores como margaritas y gladiolos naranjo y salmón.

En la misa "hay que respetar. A los templos se va a orar... no se va a hacer política", punto que dijo han respetado en los últimos nueve años. Dio instrucciones a sus compañeras de llevar a la misa zapatos cómodos, una botella de agua, gorro para protegerse del sol y "no gritar consignas".

La activista dijo que si tuvieran "un minuto" de audiencia con Benedicto XVI le agradecerían haberlas recibido y le entregarían una lista de 46 personas que consideran presos políticos para que intercediera ante las autoridades cubanas para eventuales indultos.

"Si me pudiera encontrar con su santidad lo primero que le diría en un minuto es que somos mujeres pacíficas que abogamos por la libertad de nuestros seres queridos... (le diría también que) aquí en Cuba hay presos políticos".

"Le entregaría una lista de presos políticos que aquí en Cuba" hay, aseguró la mujer.

El gobierno del presidente Raúl Castro niega que en el pais existan presos políticos y mantiene que grupos como las Damas de Blanco son "mercenarios".

Vivian Sequera está en Twitter como https://twitter.com/‥!/@viviansequera