Café Tacvba volvió el sábado a los escenarios del Vive Latino tras dos años de no presentarse en la Ciudad de México, para cerrar magistralmente el segundo día de actividades del festival que se realiza en el Foro Sol, en donde, de acuerdo con los organizadores del evento, logró reunir a cerca de 70.000 personas.

El cuarteto mexiquense ofreció una presentación por demás emotiva en la que interpretó algunas de sus canciones más exitosas pero también habló sobre la violencia y el crimen organizado que azotan al país, en el que han muerto unas 50.000 personas en homicidios vinculados con el narcotráfico.

"¡Llegamos al 2012! ¿No que se iba a acabar el mundo? Igual los mares están contaminados, la clase política sigue haciendo chingaderas (actuando mal)... ¡Y el narco ni se diga! ¿Cuántas cosas han pasado? Por suerte nos tenemos a nosotros, nos podemos abrazar y besar, así que vamos a bailar", pronunció Rubén Albarrán, vocalista de Café Tacvba, ante la euforia del público.

Los Tacvbos sorprendieron a sus seguidores al aparecer sobre una plataforma ubicada en medio de la pista del Foro Sol, desde donde interpretó "El Baile y El Salón", "Eres", "Cómo te extraño" y un segmento de canciones de los grupos mexicanos Porter, Plastilina Mosh, Zoé y Kinky.

Posteriormente, Albarrán, el guitarrista Joselo Rangel, el bajista "Quique" Rangel y el tecladista Emmanuel del Real se dirigieron al escenario principal para seguir el festín musical con otro puñado de éxitos, entre ellos "Las persianas", "Las flores", "La ingrata", "La locomotora", "Volver a comenzar", "Chilanga banda", "La chica banda" y "Déjate caer", ésta última un cover de la canción del grupo chileno Los Tres.

Previo a concluir su número, Albarrán volvió a mencionar el tema de la violencia en México.

"Este es momento para bailar y olvidarnos de las malas noticias que a diario escuchamos. Nos acercamos a los puestos de periódicos y sólo hay noticias de descabezados", dijo el vocalista.

La presentación en el Vive Latino forma parte de una serie de conciertos que Café Tacvba realiza en México, previo a la grabación de su séptimo disco de temas inéditos que será producido por el argentino Gustavo Santaolalla y cuyo lanzamiento se prevé para finales de 2012.

Durante los dos años sabáticos que Café Tacvba se concedió, sus integrantes se adentraron en proyectos personales: Del Real produjo a Natalia Lafourcade, Los Bunkers, Furland y Bengala, mientras que Joselo Rangel produjo a un grupo independiente llamado Candy. Rubén Albarrán formó HopPo! y "Quique" Rangel siguió sus actividades con un grupo llamado Los Odio!

El grupo estadounidense Foster The People también fungió como uno de los actos estelares del sábado, ocasión en que el trío californiano sorprendió al público al interpretar su popular canción "Pumped Up Kicks" a ritmo de mariachi.

El nominado al Grammy hizo bailar a miles de almas en la maratónica jornada musical al ritmo de "Helena Beat", "Houdini", "Waste", "Miss You" y "Call It What You Want", entre otras.

La agrupación británica Kasabian regresó a escenarios mexicanos después de cinco años de su primera visita al país, para promocionar en vivo su más reciente álbum Velociraptor! de 2011. Durante su intervención, la banda interpretó canciones como "Switchblade Smiles", "Days Are Forgotten", "Club Foot" y "Underdog".

Por los cuatro escenarios del festival desfilaron las agrupaciones mexicanas Instituto Mexicano del Sonido, Lost Acapulco, Sekta Core y la cantautora Carla Morrison; las españolas El Columpio Asesino y Def Con Dos; y las chilenas Javiera Mena y Francisca Valenzuela, entre una treintena más de agrupaciones.

El Festival Iberoamericano de Cultura Musical Vive Latino se celebra anualmente en el Foro Sol de la Ciudad de México y se ha convertido en un referente en cuanto a conciertos masivos en Latinoamérica.