El presidente Nicolas Sarkozy dijo el sábado que retirará a Francia de la zona sin fronteras de Europa si el continente no endurece las leyes contra la inmigración ilegal y si él gana su reelección.

En un discurso de campaña, Sarkozy dijo que los miembros de la zona Schengen deberían elegir un presidente y un nuevo organismo gobernante para ésta, y castigar a los miembros que no cumplan las reglas.

Si esto no sucede dentro de un año, "Francia asumirá sus responsabilidades y abandonará Schengen", dijo.

Sarkozy siempre ha tenido una posición intransigente en materia de inmigración, y más aún durante la campaña de cara a las elecciones presidenciales de abril y mayo.

La zona Schengen facilita los viajes de los ciudadanos de sus 25 países miembros. Algunos sostienen que también facilita el ingreso de los inmigrantes que no tienen los papeles en regla.