La ex senadora Piedad Córdoba informó el sábado que las FARC le hicieron saber que están dispuestas a liberar a 10 militares y policías en su poder desde hace más de una década los próximos 2 y 4 abril.

"Ya se sabe que es el 2 y 4 de abril", dijo Córdoba en diálogo telefónico con The Associated Press.

Agregó que las rebeles Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) le hicieron saber su propuesta aproximadamente a las 18.00 horas (2300 GMT).

Córdoba observó que estas nuevas fechas le dan más tiempo a la comisión humanitaria para coordinar la parte logística de las liberaciones.

Precisó que el 31 de marzo la comitiva irá a territorio brasileño por los helicópteros que recogerán a los rehenes y un día después — 1 de abril — las aeronaves llegarán a la ciudad de Villavicencio, a 75 kilómetros al sur de Bogotá, desde donde se coordinará el operativo de liberación.

Virginia Franco, madre del sargento del Ejército Luis Alfonso Beltrán, secuestrado por los rebeldes en marzo de 1998 en el sur del país, dijo vía telefónica que recibía la noticia "con mucha alegría, porque yo ya estaba toda estresada y angustiada de pensar que las cosas no salieran bien".

Los otros uniformados que serán liberados, aparte de Beltrán, son los militares Luis Arturo Arcia, Róbinson Salcedo y Luis Alfredo Moreno, y los policías César Augusto Lasso, Wilson Rojas, Carlos Duarte Rojas, Jorge Romero, Jorge Trujillo y José Libardo Forero.

El viernes, la comisión humanitaria que irá por los 10 rehenes le pidió a las FARC que la liberación se realizará el 30 de marzo. La comitiva está integrada por miembros del Comité Internacional de la Cruz Rojas (CICR), por delegados del gobierno de Brasil y por activistas del movimiento Colombianas y Colombianos por la Paz, que lidera la ex congresista Córdoba.

El grupo guerrillero le ha entregado a Córdoba 20 secuestrados, entre políticos, policías y militares, desde el 2008 hasta inicios de 2011.

El gobierno colombiano ha dicho que está listo para ir por los cautivos tan pronto las FARC lo autoricen.

"Estamos dispuestos a hacer lo que sea necesario para que esas personas, que llevan siendo torturadas por esa organización terrorista y maltratadas con el secuestro por más de 12 años, vuelvan al seno de sus familias", dijo a nombre del gobierno el ministro de Defensa, Juan Carlos Pinzón.

"Hemos dado los pasos para que todo esté listo" para las liberaciones, agregó el funcionario a reporteros.

Pinzón se lamentó de que las FARC, luego de hacer el primer anuncio de la liberación el 27 de diciembre de 2011, aún tengan en su poder a los 10 secuestrados.

Las FARC "tienen un deber con las familias (de los cautivos) y con el país", enfatizó.

Las FARC anunciaron en diciembre y en febrero, en dos distintos comunicados, que los 10 uniformados — cuatro militares y seis policías — serían liberados de forma unilateral y como un gesto de reconocimiento al trabajo de la ex senadora Córdoba y otras mujeres activistas en favor de la paz.

La participación en el operativo de Brasil, que ya colaboró antes en la liberación de retenidos en poder de las FARC, fue una demanda de los rebeldes desde que, en julio del 2008, 15 secuestrados que tenía esa guerrilla fueron rescatados en un operativo del Ejército que se disfrazó como una misión humanitaria internacional que llegaba en un helicóptero civil.