Sin sobrevivientes y estrellado en una zona boscosa fue encontrado el avión ambulancia que con ocho personas a bordo se encontraba desaparecido desde el jueves en una zona escarpada del sur del país.

"Un helicóptero nuestro, el Black Hawk, encontró el lugar donde se precipitó el avión a tierra", informó el sábado en rueda de prensa el general Carlos Bertens, jefe del comando de combate de la fuerza aérea.

Agregó que "consideramos que no hay sobrevivientes por las características del impacto".

Bertens afirmó que "el lugar del impacto indica una destrucción total de la aeronave y está en un lugar boscoso de muy difícil acceso por tierra, por lo tanto toda la operación va a ser por vía aérea".

Dijo que comandos descendieron en el lugar para el rescate y traslado de los restos de los ocho ocupantes. Pero precisó que el rescate total podría incluso tardar algunos días y estará supeditado a las condiciones del tiempo en la zona, que suelen variar durante el día y son a menudo borrascosas.

El avión ambulancia, un Beechcraft bimotor, fue declarado en emergencia la madrugada del jueves cuando viajaba desde Punta Arenas, a unos 3.200 kilómetros al sur de la capital. Alrededor de una hora después de despegar los radares detectaron un fuerte descenso y luego desapareció.

La señal de emergencia del aparato permitió determinar que se había estrellado en tierra, en la región de Aysén, y ahí se centró la búsqueda por aire y mar.

El aparato trasladaba desde Punta Arenas a Santiago a una enferma con una grave dolencia cardiaca. Junto a ella viajaba su marido, tres personas del equipo médico, incluso el médico uruguayo Guillermo Severy Traversa y tres tripulantes.