El presidente Hugo Chávez anunció el sábado que viaja a La Habana para iniciar tratamiento de radioterapia el domingo, un mes después de haberse sometido a una cirugía quirúrgica para extirparle un tumor canceroso.

"Son las seis de la tarde, un poquito más del sábado, yo así lo anuncio, esta noche (el sábado) salgo hacia La Habana", dijo Chávez en un mensaje a la nación transmitido por radio y televisión.

"He decidido, bueno, por recomendación de mi equipo médico y también del equipo político del gobierno, iniciar, como vamos a iniciar el día de mañana (domingo) ahora el tratamiento de radioterapia, como complemento a la cirugía que se me practicó... hace apenas un mes".

"Gracias a diosito pues, ayer me retiraron los últimos puntos (de sutura) que me quedaban de la operación, todo muy bien, ya ando caminando mucho mejor, moviendo mucho mejor, sin ningún tipo de complicación... y ya al mes de la operación estamos listos para la radioterapia, que se prolongará por unas cuatro o cinco semanas".

El mandatario de 57 años, candidato a la reelección en los comicios de octubre, no ofreció mayores detalles sobre el proceso de convalecencia que está siguiendo luego de su regreso al país el 16 de marzo, procedente de La Habana.

Chávez fue intervenido quirúrgicamente el 26 de febrero en la capital cubana para extirparle una lesión cancerosa de 2 centímetros que apareció en el mismo lugar donde hace ocho meses le operaron de un tumor del tamaño de una pelota de béisbol.

En junio del año pasado el mandatario se sometió a dos intervenciones en Cuba para atenderse un absceso pélvico y un tumor canceroso.

Entre julio y septiembre le aplicaron cuatro fases de quimioterapia en La Habana y Caracas. Al finalizar el tratamiento, que le hizo perder el cabello y aumentar de peso, Chávez anunció en octubre que ya no tenía células cancerosas en el cuerpo.

Aunque ha declarado profusamente sobre su estado de salud, nunca precisó el tipo de cáncer que padece.

Chávez resaltó que el tratamiento de radioterapia lo "comenzaremos mañana en La Habana allá en el mismo lugar (el centro médico) donde me fue detectado el cáncer, donde me hicieron las primeras operaciones, luego se detectó el segundo tumor, luego la otra operación", indicó.

"Yo estoy seguro que en esta decisión, que seguramente será criticada por algunos voceros envenenados de la oposición, sin embargo, estoy seguro, seguro aquí, en mi corazón lo sé, en mi conciencia lo sé, en esta decisión me acompaña la gran mayoría de los venezolanas y las venezolanas, empeñados como están en mi plena recuperación de esta enfermedad".

Prometió "salir adelante y continuar junto a ustedes".

"Yo vivo es para mi patria... me voy para seguir esta batalla, la batalla por la vida, en este caso por mi vida, pero ustedes que ya saben que desde hace mucho tiempo ya no es mía, le pertenece al pueblo", añadió.

En los próximos comicios presidenciales, en los que aspira que los venezolanos lo reelijan por tercera vez, "se impondrá la voluntad de la mayoría y ustedes lo verán eso, está escrito, la gran victoria bolivariana del próximo 7 de octubre y ustedes señores de la oposición seguirán siendo de la oposición 500 años más por lo menos, ese es su papel", aseveró el gobernante.

Chávez, quien ha estado en el poder desde 1999 e impulsó una reforma constitucional para introducir la reelección indefinida en el 2009, se postula para un tercer mandato de seis años.

A diferencia de las contiendas presidenciales de 2000 y 2006, la mayoría de los analistas coinciden en que la oposición se encuentra en mejores condiciones para enfrentar al mandatario debido al desgaste tras 13 años de gobierno y la acumulación de problemas como la creciente criminalidad y alta inflación.

El anuncio del viaje de Chávez coincide con una visita del Papa Benedicto XVI a Cuba, que se producirá del 26 al 28 de marzo. El Pontífice arribará a la ciudad de Santiago, en el oriente del país, y luego se dirigirá a La Habana, donde visitará al presidente Raúl Castro y no se descarta que vea a su hermano, el ex mandatario Fidel.