La Unión Europea amplió el viernes la magnitud y duración de las sanciones impuestas contra Irán debido a las violaciones a los derechos humanos en ese país.

Los ministros de Asuntos Exteriores de la Unión Europea, reunidos el viernes, congelaron bienes y prohibieron las visas a otros 17 iraníes para un total de 78 "debido a las violaciones graves a los derechos humanos".

Al mismo tiempo, el bloque aumentó la vigencia de las sanciones por otro año a todos los afectados.

La jefa de asuntos exteriores de la Unión Europea, Catherine Ashton, dijo que las medidas fueron adoptadas por el "continuo incremento de las ejecuciones y la represión generalizada contra los civiles iraníes, entre estos, defensores de los derechos humanos, periodistas e integrantes de la oposición".

La Unión también tiene sanciones contra Irán debido al programa nuclear del país. Teherán rechaza que pretenda el desarrollo de armas nucleares.