Un miembro del clero acusado de conducta impropia con un menor en un juicio que comenzará el lunes en Filadelfia desea la elección de un nuevo jurado, debido a la publicidad que el caso habría recibido luego que otro acusado se declaró culpable.

Los abogados de monseñor William Lynn dijeron que la declaración de culpabilidad del sacerdote suspendido "a divinis" Edward Avery podría influir al jurado. Avery se declaró culpable el jueves.

Lynn es acusado de poner en peligro el bienestar de un menor y de conspiración por no haber apartado presuntamente a Avery y a otro sacerdote de su ministerio.

Seis mujeres y seis hombres han sido seleccionados como miembros del jurado y la juez les ordenó que no leyeran artículos de prensa sobre el caso.

La magistrada M. Teresa Sarmina podría interrogarles el lunes sobre la cobertura noticiosa.

Lynn, de 61 años, es el primer miembro del clero acusado en Estados Unidos de no ejercer debidamente sus funciones administrativas.

Avery pasará de dos años y medio a cinco en una cárcel tras reconocer que abusó de un monaguillo de 10 años en 1999. Empero, no accedió a cooperar con la justicia.