Corea del Norte quizá tenga bomba atómica, pero no ha perfeccionado la técnica para transportarla en un misil y atacar a enemigos distantes, como Estados Unidos.

Por este motivo atrae bastante atención el anuncio de Pyongyang de que lanzará en abril un satélite en un cohete portador de gran alcance.

Washington asegura que Corea del Norte utiliza este tipo de lanzamientos para disfrazar sus pruebas de sistemas de misiles con capacidad para transportar armas nucleares hasta Alaska y otros lugares.

Aunque Corea del Norte no figura en el temario de la Cumbre de Seguridad Nuclear que se efectuará la próxima semana en la capital surcoreana, el lanzamiento del cohete será uno de los puntos principales que serán examinados durante la reunión entre el presidente Barack Obama y otros gobernantes mundiales en Seúl.