Una coalición de organizaciones no gubernamentales solicitó el viernes a México crear una comisión de expertos forenses para identificar a cerca de 10.000 restos humanos, buena parte de los cuales podrían corresponder a centroamericanos que atravesaban el territorio mexicano con destino a Estados Unidos.

En una audiencia de la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos (CIDH), la directiva del Equipo Argentino de Antropología Forense, Mercedes Doretti, insistió en crear una base nacional de datos forenses con la participación de la sociedad civil que permita intercambiar información con gobiernos centroamericanos.

"Podemos buscar soluciones conjuntas con toda la infraestructura (forense) nueva sobre cómo solucionar el problema de que haya 10.000 restos sin identificar. Esa comisión podrían ayudar a buscar una salida a esta situación", dijo Doretti.

"Continuamos teniendo problemas y hace falta otro planteamiento. Quedan 12 cadáveres por identificar (de los 72 asesinados en una hacienda de Tamaulipas) en 2010 y 1.250 de los asesinados en 2011. Esos pueden ser migrantes centroamericanos y solicitamos la creación de una comisión forense que trate de identificar a esos restos".

Max Diner Salas, subsecretario federal de derechos humanos de la Secretaría de Gobernación, dijo en representación del Estado mexicano que no podía corroborar si la cantidad de cadáveres sin identificar en territorio mexicano asciende a 10.000, cifra que conocerán cuando termine la elaboración de una base de datos nacional, cuya infraestructura se ha conformado en 70% y estará lista antes de que Calderón entregue el poder en diciembre.

Diner explicó que el reto consiste en consolidar información de instancias del gobierno federal, estatal y municipal.

Sobre la solicitud de que México cree una comisión para intercambiar información con los gobiernos centroamericanos, Diner calificó el tema como "muy serio".

"Queremos hablar más con los peticionarios para ver cómo podemos colaborar porque la situación no es la misma que hace dos o tres años", expresó.

Ana Lorena Delgadillo, directora de la Fundación para la Justicia, se quejó de que las diferentes instituciones gubernamentales en México no siguen criterios homologados en cuanto al manejo e identificación de restos humanos.

"Los cruces de data arrojan resultados erróneos y los entes no comparten información. Lo más grave, a veces se investigan las desapariciones y a veces no. Nosotros hemos documentado 316 casos de migrantes centroamericanos desaparecidos en México, pero no sabemos nada", señaló. "En México hay discriminación, no se investiga a los más pobres, se espera a que aparezcan. No hay investigaciones de oficio".

Isabel Pérez Torres, directora de servicios periciales de la Procuraduría General de la República, dijo que México cuenta actualmente con el laboratorio de "mayor prestigio en América Latina", el cual cuenta con 19.000 metros cuadrados y 1.500 peritos de 26 especialidades que emitió 370.000 dictámenes periciales durante 2011.

Doretti dijo que hasta el momento las autoridades mexicanas han recuperado 1.240 cadáveres de 310 fosas comunes localizadas en diferentes puntos de la república, relacionadas con el combate al crimen organizado que inició el presidente Felipe Calderón desde el 2006, y que según cifras oficiales han dejado al menos 47.500 muertos hasta septiembre del 2011.

___

Luis Alonso Lugo está en Twitter como https://twitter.com/‥!/luisalonsolugo