El papa Benedicto XVI utilizó un bastón, al parecer por primera ocasión en público, durante una ceremonia en el aeropuerto cuando se despedía para iniciar su viaje a México y Cuba.

Benedicto, que cumple 85 años el mes entrante, caminó con un bastón negro unos 100 metros desde el helicóptero que lo llevó desde el Vaticano hasta el pie del avión de Alitalia en el aeropuerto internacional Leonardo da Vinci en Roma el viernes por la mañana.

El premier italiano Mario Monti y funcionarios de la iglesia lo felicitaron en la ceremonia. Benedicto subió las escaleras del avión sin ayuda para empezar un vuelo de 13 horas y media a México. Regresará a Roma el 29 de marzo.

Hace unos meses, Benedicto empezó a usar una plataforma con ruedas para ahorrar su energía cuando se movía por la grande basílica de San Pedro.