Diecisiete detenidos escaparon el viernes de una prisión en una ciudad del norte de Irak, anunciaron las autoridades.

El portavoz de la policía de la ciudad de Kirkuk, general brigadier Sarhat Qadir, afirmó que 10 de los presos que escaparon de un centro de detención del ministerio del interior tenían vínculos con al-Qaida.

Qadir dijo que los detenidos escaparon al amanecer por una ventana pequeña, por la que se descendieron con mantas que utilizaron a manera de cuerda. La policía emprendió la búsqueda de los presos para su captura, agregó.

Kirkuk, 290 kilómetros (180 millas) al norte de Bagdad, es el principal centro petrolero en el norte de Irak.

La ciudad ha sido escenario de violencia insurgente esporádica y de actuales tensiones entre los tres grupos principales de la región: curdos, árabes y turcomanos.