El gobierno refundará el Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas para erradicar prácticas policiales que cuestan la vida de inocentes como la reciente muerte de una hija de un cónsul chileno, anunció el viernes el ministro de Interior y Justicia, Tareck El Aissami.

El anuncio se produjo una semana después que Karen Berendique, de 19 años, hija del cónsul honorario chileno en Maracaibo murió baleada por la policía en esa ciudad occidental .

"El CICPC comienza en las próximas horas un proceso de refundación radical", que incluye la revisión de la marcha de la institución, para asegurar que las "prácticas desviadas policiales que cuestan la vida de venezolanos, de gente inocente van a pasar a la historia".

El ministro, en declaraciones difundidas por la estatal venezolana de Televisión, condenó que en operativos policiales se registren "errores inexcusables, injustificables, repudiables".

Acotó que el gobierno hace esfuerzos para que en las policías "impere el humanismo y el trato digno a nuestro pueblo".

La muerte de la hija del cónsul chileno Fernando Berendique a manos de la Policía venezolana avivó la preocupación entre los venezolanos sobre los abusos policiales y la participación de sus agentes en la galopante ola de violencia delictiva que azota al país.

La joven murió el 16 de marzo al recibir tres impactos de bala, cuando la camioneta en la que se trasladaba junto a su hermano fue tiroteada por una comisión del CICPC que estaba en un puesto de control móvil en una calle de Maracaibo.

El comisario José Humberto Ramírez, director nacional del CICPC, reveló que los oficiales se hallaban en el área para investigar el robo de vehículos e incumplieron las normas que obligan la colocación de carteles a una distancia de al menos 50 metros -- con el respectivo logotipo del cuerpo policial, debidamente iluminados y legibles-- que adviertan la existencia de un próximo punto de control policial.

Las normas establecen también que los funcionarios deben estar uniformados y sus insignias en lugar visible.

El hermano sobreviviente de Karen ha dicho que pensó que se trataba de un asalto, por lo cual retrocedió su camioneta y en ese instante comenzó la balacera.

De acuerdo con cifras oficiales, en 2010 se registraron 48 homicidios por cada 100.000 habitantes, lo que convierte al país en uno de los más violentos de la región.

Por el caso están detenidos 12 funcionarios del CICPC. Fueron imputados por la Fiscalía por presuntamente ser los "coautores en el delito de homicidio calificado con alevosía" contra la hija del cónsul , y por ser los supuestos "coautores el delito de homicidio calificado con alevosía en grado de frustración" contra el hermano de la joven por el "uso indebido de arma de reglamento", entre otros cargos.