Una bomba escondida en un radio explotó en una base militar en el noroeste de Pakistán, dejando muertos a un soldado paramilitar y a su hijo de 10 años, informaron funcionarios de inteligencia.

Las autoridades dijeron que el soldado y su hijo escuchaban la final del torneo asiático de cricket entre Pakistán y Bangladesh el jueves por la noche cuando la bomba estalló. Otros tres niños resultaron heridos.

Las autoridades investigan cómo fue plantada la bomba en el radio. El ataque ocurrió en una base en Wana, el poblado principal en el área tribal de Waziristan del Sur, un importante bastión del talibán paquistaní.

Los oficiales hablaron bajo condición de guardar el anonimato el viernes debido a que no estaban autorizados a hablar con reporteros.