El centro de México fue sacudido el jueves por una réplica moderada de magnitud 5,2, luego del sismo de 7,4 que dañó cientos de casas en el sur del país esta semana.

El Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS, por sus siglas en inglés) dijo que el epicentro del nuevo temblor se ubicó en el límite entre los estados sureños de Guerrero y Oaxaca, la misma zona donde se localizó el foco del sismo del martes.

El geofísico del USGS Paul Caruso dijo que las réplicas pueden ocurrir semanas, meses o incluso años después de un fuerte sismo, como el del martes.

El jefe de gobierno (alcalde) de la Ciudad de México, Marcelo Ebrard, escribió en su cuenta de Twitter que no se reportaron daños mayores por la réplica.

Algunas personas desalojaron brevemente sus oficinas en el centro de la capital mexicana por el movimiento telúrico del jueves.