El príncipe Carlos de Gran Bretaña realizó su primera visita oficial a Suecia el jueves, casi 40 años después de que Carlos XVI Gustavo se convirtiera en rey del país.

La esposa del rey, la reina Silvia, se dijo agradecida de poder recibir finalmente a Carlos y su esposa Camila, duquesa de Cornualles.

"Es muy agradable pues desafortunadamente el príncipe Carlos, durante mi reinado, no había tenido la posibilidad de visitarnos", dijo la reina previo a la llegada de Carlos, según el tabloide sueco Aftonbladet. "A pesar de esto tenemos un contacto muy cercano con la familia real británica y estamos muy contentos por la visita".

En Londres, una vocera del príncipe dijo que las familias reales de Gran Bretaña y Suecia mantienen relaciones estrechas desde hace mucho tiempo y que Carlos ha viajado a Suecia de manera privada en otras ocasiones, pero que sus visitas oficiales a otros países se realizan bajo solicitud del gobierno británico. La vocera habló a condición de anonimato de acuerdo con sus normas.

El jueves el príncipe de Suecia Carlos Felipe recibió a Carlos y Camila en el aeropuerto Arlanda en Estocolmo, donde la pareja aterrizó tras una visita de tres días por Noruega.

En un hangar cercano oficiales de la fuerza aérea sueca le mostraron a Carlos y su esposa los jets Gripen del país que participaron en los ataques aéreos de la OTAN en Libia el año pasado.

Después fueron recibidos por la reina Silvia en el Palacio Real y se reunieron con el primer ministro sueco Fredrik Reinfeldt, quien los acompañó en una visita a Fryshuset, uno de los centros juveniles más grandes de Europa, ubicado al sur de la capital.

El viernes Carlos y Camila cenarán con la reina Silvia y el rey Carlos XVI Gustavo, quien ha estado en el trono sueco por 39 años. Silvia ha sido reina por 36 años.

El sábado comenzarán una visita de tres días en Dinamarca.

___

La periodista de AP Julia Gronnevet, en Oslo, contribuyó con este despacho.