Un gol en los descuentos del uruguayo Walter Pandiani permitió al Espanyol empatar 1-1 con el Betis el jueves y mantenerse en los puestos europeos en la liga española de fútbol.

Pandiani, que regresaba de una larga lesión e ingresó a los 80 minutos, volvió a ser clave para el cuadro que entrena el argentino Mauricio Pochettino con su tercer gol del campeonato. Sus dos anteriores también llegaron de suplente y le valieron seis puntos a su equipo: una victoria 1-0 ante Getafe con un tanto a los 91 minutos, y otro triunfo por el mismo resultado contra el Betis con una diana a los 74.

Con el empate de visitante, el Espanyol suma tres partidos invicto tras dos victorias seguidas de local, y aguanta la sexta plaza con 40 puntos.

"La derrota era injusta, se marcó fruto de la persistencia", dijo Pochettino, quien se alegró por Pandiani: "Es un gran profesional por los goles y lo que aporta al vestuario. Ha sufrido mucho estos meses y estamos orgullosos de que pertenezca a este grupo".

El Betis quebró una racha de tres derrotas seguidas y es 15to con 31 unidades.

En cotejo simultáneo, el Sevilla frenó su racha de tres partidos sin victoria ganando 3-0 en su visita al Racing de Santander, que no conoce la victoria en sus últimos 10 partidos y no sale del descenso.

Al cierre de la jornada, el Málaga remontó el gol inicial del visitante Rayo Vallecano y, con un doblete del venezolano Salomón Rondón, se impuso 4-2.

El equipo del chileno Manuel Pellegrini sumó su quinto partido sin derrota y es quinto con 44 unidades, las mismas que el Levante y 13 más que el Rayo, décimo.

Cuando restan 10 fechas para la conclusión del campeonato, la clasificación es liderada por el Real Madrid con 72 puntos, seis de ventaja sobre el perseguidor Barcelona.

Sólo el ecuatoriano Jefferson Montero por el Betis y el brasileño Coutinho, por el Espanyol, rompieron el ritmo cansino de un partido sin ocasiones en la primera mitad.

El Betis pareció salir con más brío en la segunda con un par de remates del brasileño Paulao y Beñat Etxeberría, pero poco a poco, Coutinho fue tomando el control del partido y a punto estuvo de anotar en un disparo cerca del travesaño a los 70.

Koffi Romaric también rozó el 1-0 en un tiro libre, pero fue el Betis el que abrió el marcador a los 79, con un centro de Jonatan Pereira que cabeceó a la red Rubén Castro.

El Espanyol casi niveló en una llegada de Didac Vilá, pero el papel de héroe correspondió a Pandiani que, en fallo de la defensa bética, controló con el pecho un centro desesperado y empalmó a la red.

El Rayo Vallecano empezó bien en Málaga con un gol de penal del brasileño Diego Costa (5), su sexta diana en ocho partidos.

Pero Joaquín Sánchez, Isco Alarcón y Santi Cazorla empezaron a carburar en el bando local y Rondón (35) culminó una gran jugada colectiva con un poderoso cabezazo para nivelar el marcador.

Wilfredo Caballero salvó al Málaga en un centro envenenado de José Casado y Rondón (58) volteó el resultado con un excelente movimiento de delantero centro, controlando de espaldas a portería y batiendo en la media vuelta a Joel Robles para su noveno tanto en liga.

El 3-1 lo anotó Enzo Maresca (70) de cabeza, Roberto Trashorras (84) recortó de penal y el brasileño Duda (86), tras presión de Rondón, cerró la cuenta.

La calidad del Sevilla acabó siendo determinante ante el Racing, que encajó el primer gol de Jesús Navas (34) tras disparo de Alvaro Negredo, y luego sufrió dos más de Manu Del Moral (52 y 94), además de la expulsión de Pape Diop.