Amare Stoudemire llegó al vestuario de Nueva York con una toalla en los hombros y atrás de él llegó el equipo de entrenadores. Cuando cerraron la puerta se escuchó una voz jubilosa que gritó en el interior: "¡Qué tal los Knicks!".

Y qué tal con los Knicks.

Stoudemire encestó el miércoles 21 puntos y capturó nueve rebotes para guiar a los Knicks de Nueva York a su quinta victoria consecutiva: 82-79 sobre los 76ers de Filadelfia.

Will Smith animó a los Sixers y Spike Lee se sentó junto a la banca de los Knicks.

Impulsados por una dosis de la intensidad de Jeremy Lin y un cambio de entrenador en buen momento, los Knicks están arremetiendo furiosamente para alcanzar el título divisional. El más reciente paso en ese camino fue el que dio Nueva York al noquear por completo a los 76ers.

Lin aportó 18 puntos y Carmelo Anthony consiguió 10 para ayudar a los Knicks a acercarse a tres partidos del liderato de la División del Atlántico y asegurarse dominar en el criterio de desempate.

"Ha sido nuestra meta", dijo Anthony. "Eso nunca ha cambiado".

El encuentro terminó con miles de aficionados de los Knicks coreando, "¡Vamos Knicks!".

Hay motivos para celebrar luego de que Stoudemire convirtiera un par de canastas al final del partido para asegurar la victoria. Los Knicks anotaron menos de 83 puntos en una victoria por primera ocasión desde el 14 de noviembre de 2005, contra Utah (73-62).

Los Knicks no han hecho otra cosa sino ganar desde que Mike D'Antoni dejó al equipo exactamente hace una semana.

"Sudé un poco esta noche", dijo el entrenador interino Mike Woodson. "Pero aprendí que mi equipo no se doblega y honestamente creo que ellos creen que pueden ganar cualquier partido que jueguen en este momento".

Elton Brand logró 12 puntos y 12 rebotes para los Sixers. Jrue Holiday encestó 16.

Esta podría ser una semana demoledora para los Sixers con la visita de Boston programada para el viernes. Los Celtics están a un partido del liderato de la división y de un automático puesto dentro de los primeros cuatro para los playoffs de la Conferencia del Este.

En otro encuentro, la imagen que quedó del previo enfrentamiento entre el Thunder de Oklahoma City y los Clippers de Los Angeles fue la espectacular volcada de Blake Griffin sobre el pivote Kendrick Perkins.

En esta ocasión, en Oklahoma City, fue Perkins quien salió avante.

Perkins golpeó a Griffin en el rostro en una falta fuerte durante el primer período, dejando claro el tono en que el Thunder trataría a la estrella de los Clippers para vencer 114-91 a Los Angeles.

El Thunder controló a Blake Griffin.

Jugando en su ciudad natal, Griffin apenas pudo anotar siete puntos, la menor cifra de su carrera, en la revancha de una victoria de los Clippers recordada por la volcada de Griffin.

"Sé cómo es con Blake, parece que se alimenta de volcadas", dijo Perkins. "Si consigue un par de volcadas en el partido, se sigue".

Griffin no tuvo clavadas en este partido, en el que debió resignarse a lanzamientos largos y ganchos para encestar apenas tres de 11 tiros de campo.

Perkins cometió una falta y su 11ra falta técnica, líder en la liga, apenas unos cinco minutos después de que hubiera empezado el partido, cuando golpeó a Griffin en la cara.

"No intentaba cometerle falta intencionalmente", dijo Perkins. "Es parte del juego. Sólo ocurrió".

Griffin calificó la falta de "un poco" fuerte. Nunca pudo acomodarse ofensivamente y no logró llegar al doble dígito en anotaciones por primera ocasión en toda la temporada.

"Cargaron contra Blake", dijo el entrenador Vinny Del Negro. "El ha llevado buena parte de la carga para nosotros la mayor parte de la temporada y tuvo uno de esos días. ... Intenta hacer todas las pequeñas cosas. Hoy no pudo lograrlo, nada más".

Kevin Durant tuvo 32 puntos y capturó nueve rebotes, Russell Westbrook agregó 19 puntos y el Thunder dominó la pintura superando 49-31 en rebotes y 44-22 en puntos interiores a Los Angeles.

Randy Foye, jugando en lugar de Caron Butler, encabezó la ofensiva de Los Angeles con 23 puntos. En una pésima noche, los Clippers encestaron apenas el 37% de sus lanzamientos y no llegaron a los 100 puntos por octavo partido consecutivo.

En otros partidos del día, Chicago venció 94-82 a Toronto; Orlando batió 103-93 a Phoenix; Atlanta le ganó 103-102 en TE a Cleveland; Washington derrotó 108-89 a Nueva Jersey; Golden State venció 101-92 a Nueva Orleáns; San Antonio batió 116-100 a Minnesota; Denver le ganó 116-115 a Detroit, y los Lakers de Los Angeles derrotaron 109-93 a Dallas 93.