Varios grupos en defensa de la tauromaquia presentaron el jueves 590.000 firmas en el Parlamento español para promover una iniciativa legislativa popular que brinde protección legal a las corridas de toros.

El proyecto tiene todos los visos de salir adelante al contar con el apoyo del gobernante Partido Popular.

El objetivo es declarar la fiesta de los toros como bien nacional de interés cultural. De prosperar, la iniciativa desactivaría la prohibición de celebrar espectáculos taurinos en la región de Cataluña, que entró en vigor en enero de este año, y cualquier otro intento de vetar las corridas de toros en España.

El Congreso de los Diputados tendrá que certificar la validez de las firmas antes de posteriores debates en el pleno de la cámara y la comisión de Cultura. La votación definitiva podría producirse a finales de 2012.

Pero con una holgada mayoría del conservador Partido Popular, firme defensor de los toros, y división de opiniones a favor y contra en las filas del opositor Partido Socialista, todo indica que la ley podría prosperar.

De hecho, la iniciativa presentada incluye las firmas del presidente del gobierno, Mariano Rajoy, además de destacadas figuras de la cultura, como el Nobel de Literatura Mario Vargas Llosa y el artista Joaquín Sabina.

"La voluntad del PP es claramente apoyarla, sin duda alguna", dijo a The Associated Press el diputado popular Juan Manuel Albendea, quien además preside la comisión de Cultura del Congreso.

"Esta ley significa que la actividad taurina, como patrimonio cultural, quedará amparada por la constitución", agregó.

Los promotores confiaron en el apoyo de los dos grandes partidos y especialmente de los populares, que en su programa electoral para los comicios del pasado 20 de noviembre incluyeron la intención de proteger la fiesta de los toros.

"Seremos consecuentes con el programa", afirmó Albendea.

La constitución española permite tramitar leyes a iniciativa popular siempre que se presenten 500.000 firmas. En Cataluña la prohibición de los toros fue debatida y aprobada gracias a este mismo sistema. Aunque el Parlamento catalán sólo exige 50.000 firmas para la tramitación de la ley.

En ese sentido, el abogado de la Federación de Entidades Taurinas de Cataluña, Alejandro Gasch, señaló que 150.000 de las casi 600.000 firmas presentadas en Madrid provienen de Cataluña.

"Lo que pretendemos es que la fiesta de los toros se convierta por rango de ley en bien de interés cultural a nivel estatal", dijo Gasch a las puertas del Congreso.

Las corridas de toros, encierros y espectáculos taurinos son una de las tradiciones más antiguas y populares de España. En los últimos años ha crecido el número de grupos en defensa de los animales que exigen la abolición de la fiesta, que consideran un espectáculo sangriento sin encaje en el siglo XXI.

No obstante, siguen existiendo numerosos aficionados. Al margen de fiestas populares y encierros con toros, que tienen lugar en la mayoría de los pueblos del país, se siguen celebrando una media de 2.000 corridas de toros al año, aunque los cosos no se llenan como antes y hay menos seguidores jóvenes.