El Departamento de Trabajo anunció el jueves que la empresa de distribución de paquetería y documentos FedEx Corp. pagará millones de dólares para zanjar las acusaciones de que discriminó en la contratación de su personal.

El acuerdo con la Oficina Federal de Vigilancia en los Programas de Contratación Laboral cubre salarios e intereses de más de 21.000 personas que solicitaron trabajo y fueron rechazadas en 23 sucursales de 15 estados.

El acuerdo es producto de una investigación de siete años en FedEx Ground Package System Inc. y FedEx SmartPost Inc.

FedEx acordó ofrecer empleo a unos 1.700 de los afectados a medida que surgen posiciones en plantillas.

El Departamento de Trabajo dijo que las denuncias alegaron discriminación racial, de género y nacionalidad, así como infracciones en la preservación de documentos.

La vocera de FedEx Angela Wheland dijo que la empresa no admitió haber cometido irregularidad alguna y aceptó el acuerdo para evitar un costoso litigio.