Una decena de estudiantes y activistas se plantó este jueves delante de la oficina del gobernador de Nueva York en Manhattan, para exigir la aprobación de la New York Dream Act, una medida que permitiría a indocumentados acceder a ayuda financiera para cursar estudios universitarios.

Los manifestantes, que llevaban pancartas en inglés que rezaban frases como "Simplemente queremos educación" o "Dream Act, apruébela ahora Cuomo", tienen previsto pasar toda la noche delante de las oficinas.

"Queremos que el gobernador nos diga si apoya o no la medida", dijo a AP Melissa García Vélez, una de las organizadoras del acto y que forma parte de la asociación de líderes juveniles estatales que convocó la plantada.

Los jóvenes piden que el gobernador Andrew Cuomo apruebe la medida para que se pueda incluir en el próximo presupuesto ejecutivo estatal 2012-2013, cuyo año fiscal empieza el 1 de abril.

García Vélez explicó que llegó hace 11 años de Colombia para reunirse con su madre, que había emigrado dos años antes a Estados Unidos.

"Yo soy indocumentada", comentó la joven, que actualmente está estudiando trabajos social en la Universidad de la Ciudad de Nueva York (CUNY).

A pesar de que tiene una beca que le dio la universidad de la ciudad porque ésta no tiene en cuenta el estatus migratorio de la persona para solicitarla, García Vélez explicó que trabaja de mesera para poderse sufragar la parte de matrícula que tiene que pagar de su bolsillo. "Y hacer esto es un peligro porque no podemos trabajar ya que somos indocumentados. Pero, entonces, cómo vamos a pagar la universidad", dijo la joven.

Otra de las estudiantes que participaron en la manifestación, Angy Rivera, explicó que a veces tiene que dejar de asistir a sus clases de criminología porque no puede pagarlas.

Rivera, quien vino de Colombia con su madre a la edad de 3 años, dijo que el costo anual de sus clases puede alcanzar, sin contar libros y transporte, unos 6.000 dólares. "Se me hace difícil pagármelo y como tampoco califico para la ayuda del estado a veces tengo que estar sin ir a la universidad un semestre, o bien sólo puedo ir a una clase".

"Este semestre me lo pagó un señor anónimo a través de una donación, pero no sé qué pasará para el próximo", dijo Rivera.

La New York Dream Act permitiría a estudiantes sin autorización para residir en Estados Unidos pero que se han graduado de secundaria la posibilidad de acceder a ayuda financiera estatal y becas para ir a la universidad. La legislación les permitiría acceder al llamado Programa de Asistencia Educacional (Tuition Assistance Program, TAP) del estado.

La protesta de este jueves se suma a otros actos reivindicativos como marchas celebradas durante varios meses con viajes a la capital del estado Albany.