Dos hombres del sur de California se declararon culpables el jueves de exposición indecente en Dominica, después que las autoridades de la isla caribeña los arrestaron durante una parada del crucero gay en el que llegaron.

John Robert Hart, de 41 años de edad, y Dennis Jay Mayer, de 43 años, ambos de Palm Springs, se disculparon en la corte y dijeron que lamentaban sus acciones. La Policía dijo que personas en tierra los vieron teniendo relaciones sexuales en el barco, lo que provocó que los oficiales abordaran la nave para detenerlos el miércoles.

Los dos inicialmente fueron detenidos como sospechosos de violar una ley local que prohibe las relaciones sexuales entre dos hombres.

El abogado de los estadounidenses, Bernadette Lambert, dijo que estaban arrepentidos.

"Ellos quedaron impresionados por las hermosas montañas y el aire limpio y fresco y tomaban unos cuantos cócteles, por lo que arrojaron al aire las precauciones", dijo a la corte.

El magistrado jefe Evaline Bautista ordenó a los hombres pagar una multa de casi 900 dólares después de llamarlos "pícaros y vagabundos". No hicieron ningún comentario después de la audiencia. Después de que fueron puestos en libertad, la Policía los llevó al aeropuerto.

Los dos estaban a bordo del crucero Celebrity Summit, que había salido de Puerto Rico el sábado con cerca de 2.000 pasajeros. El barco partió de St. Barts el miércoles por la noche y dejó a los hombres en tierra.

El crucero fue organizado por Atlantis Events, una compañía del sur de California que se especializa en viajes para gays. El presidente de la empresa, Rich Campbell, dijo el jueves que el resultado del caso habría sido el mismo si se tratara de una pareja heterosexual en lugar de dos hombres homosexuales.

"No tuvo nada que ver con su orientación sexual y todo que ver con su conducta en público", dijo. "He estado en contacto con los pasajeros y están de muy buen humor".

Decenas de isleños llenaron la sala del tribunal en la capital, Roseau, para asistir a la audiencia de 30 minutos.

Los cruceros gay son muy populares en el Caribe desde hace varios años a pesar de la hostilidad hacia la homosexualidad en ciertas islas, especialmente en Jamaica, Barbados y las Islas Caimán.