Funcionarios de la Fuerza Naval yemení anunciaron que bombardearon regiones costeras en la provincia sureña de Abyan, dejando 29 milicianos de al-Qaida muertos.

Funcionarios militares y de seguridad dijeron que el bombardeo con cohetes y artillería se alargó durante un período de 24 horas que terminó el jueves. Agregaron que tenían como objetivo posiciones de al-Qaida alrededor de la ciudad de Zinjibar, capital de la provincia de Abyan.

Zinjibar es uno de muchos poblados sureños tomados por milicianos de al-Qaida que buscan aprovechar con los disturbios políticos.

Los funcionarios también dijeron que los milicianos ejecutaron a un importante oficial de seguridad que fue secuestrado en el pueblo de Mukkala en la provincia sudoriental de Hadramout.

Los funcionarios hablaron bajo condición de guardar el anonimato debido a que no estaban autorizados a hablar con los medios.