Durante 95 días, los Indios de Cleveland fueron los líderes de la división Central de la Liga Americana en 2011.

Esa es razón suficiente para que el manager Manny Acta tenga la certeza de que su equipo aprendió a ganar y que en este 2012 será capaz de dar ese salto que les faltó un año atrás para avanzar a la postemporada.

"Esa es la mentalidad de nosotros. Estamos preparados para dar el próximo paso, porque lo de nosotros no fue una casualidad", dijo el estratega dominicano en una entrevista. "Tu no juegas de la manera en la que nosotros jugamos por casualidad, quizás si hubiera sido un mes, pero fueron casi cuatro meses los que estuvimos en el primer lugar".

Ese desempeño de Cleveland, que terminó la temporada con récord 80-82 y en el segundo lugar de la división, fue uno de los que generó mayor sorpresa la campaña pasada, en la que poco se apostaba por ellos.

El talento joven del conjunto, sin embargo, no reparó en ese nivel de preferencia y demostró su capacidad para ser contendor hasta que las lesiones comenzaron a afectar a jugadores claves, como Shin-Soo Choo, Grady Sizemore, Travis Hafner y Carlos Carrasco.

"Al final del día nos quedamos con la interrogante de qué hubiera pasado si Choo hubiese jugado la temporada entera, si Sizemore hubiese jugado, si Hafner, (Michael) Brantley y (Jason) Kipnis también lo hubieran hecho sin lesionarse", afirmó Acta.

"Nos quedamos con esa interrogante y lo que queremos ver es qué podemos hacer si esos muchachos se mantienen en el terreno de juego por largo término. Esas son cosas que yo no puedo controlar, pero sí, nosotros tenemos lo suficiente para competir y dar el próximo paso", añadió.

El camino para lograr su objetivo no será fácil, ya que tendrán que enfrentarse ante un rival que luce superior y blindado, como lo son los Tigres de Detroit. Durante el receso de campaña, los campeones de la división se hicieron de los servicios de Prince Fielder, para hacer dupla ofensiva con Miguel Cabrera, y de Octavio Dotel, para reforzar su bullpen.

Esos movimientos que hizo Detroit le tienen sin cuidado a Acta: "Lo que hayan hecho los otros equipos no es problema nosotros, nosotros tenemos que preocuparnos por seguir mejorando".

Aunque en menor escala a lo que hizo la competencia, la gerencia de los Indios procuró darle más profundidad al equipo.

La máxima contratación de los Indios fue la del lanzador Derek Lowe. Ese movimiento fue seguido por unos de menor impacto como los del primera base Casey Kotchman y el utility venezolano José Celestino López para ser suplentes de los titulares en el cuadro interior.

Con Lowe, la rotación de la novena se solidifica y compensa la ausencia de una de sus principales figuras, Roberto Hernández, conocido anteriormente como Fausto Carmona.

Acta se entusiasma con su rotación al sostener que "sin lugar a dudas" es mejor que la del año pasado.

"Tenemos a Ubaldo Jiménez ahora por una temporada completa, estamos ansiosos por ver eso. Derek Lowe es un tipo que nos va a dar innings y experiencia. Viene de jugar con equipos de mercados grandes, donde ha tenido situaciones ganadoras", dijo Acta.

"Además tenemos una buena profundidad ahora mismo cuando vemos que el quinto puesto está siento disputado por Kevin Slowey, quien ha lanzado con éxito en Grandes Ligas; Jeanmar Gómez, David Huff y (Zach) McAllister. Eso es un lujo que nosotros no nos podíamos dar en años anteriores", subrayó Acta.

El estratega agregó: "Todo eso aparte de la esperanza que todavía existe de que Roberto Hernández se incorpore".

Hernández se encuentra en República Dominicana, de donde no ha podido salir por un problema de falsa identidad. La organización de Cleveland previno la ausencia del lanzador.

"Lo de Roberto fue algo para lo que nosotros nos preparamos. Nos preparamos con la cantidad de pitchers que tenemos aquí en los entrenamientos", dijo Acta.

Jiménez, a quien obtuvieron la temporada pasada en un cambio con los Rockies de Colorado, está supuesto a ser el número uno de la rotación, que también cuenta con Justin Masterson.

El manager del equipo confía en que la explosión ofensiva que mostraron el año pasado algunas de sus figuras jóvenes, como Asdrúbal Cabrera y Carlos Santana, se mantenga este año y puedan contar con el respaldo y apoyo de hombres como Shoo, Sizemore, Hafner y Brantley, principalmente.

Cabrera fue el ganador del Bate de Plata como campocorto de la Liga Americana, al registrar promedio ofensivo de .273, con 25 jonrones y 92 carreras remolcadas. Santana ligó para .239, con 27 cuadrangulares y 79 impulsadas.

"No nos vamos a parar aquí a decirle a todo el mundo que Asdrúbal y Carlos van a batear todos los años 25 jonrones y van a empujar más de 90 carreras", declaró Acta. "Pero sí sabemos que ellos son bateadores bueno en Grandes Ligas. No es de dudar que ellos van a batear de doble dígitos otra vez, ahora cuánto, no sé".