El príncipe Guillermo volvió a Gran Bretaña luego de haber estado emplazado en las islas Malvinas, anunció el miércoles el Palacio de St. James.

Guillermo había estado en las Malvinas desde febrero. El teniente de vuelo Gales, como es conocido en la Fuerza Aérea Real, fue uno de varios pilotos que estuvieron de turno para las misiones de búsqueda y rescate en el extendido archipiélago de 704 islas.

Los isleños locales dijeron que Guillermo visitó brevemente el hospital local e hizo un viaje a la remota isla del León Marino, un paraíso para pingüinos, leones y elefantes marinos.

La visita del príncipe encolerizó a Argentina, que reclama dichas islas a 460 kilómetros (290 millas) de su costa, las cuales son llamadas Falkland por los británicos. Su estadía sumó una tensión creciente en el 30mo aniversario de la invasión argentina de abril de 1982.