La justicia paraguaya resolvió el miércoles liberar de culpa y pena a José María González, ex representante del futbolista Salvador Cabañas que fue acusado por su cliente de estafa y lesión de confianza.

El juez penal Miguel Tadeo Fernández anunció su decisión de archivar el expediente.

María Lorgia de Cabañas, esposa del ex delantero de la selección paraguaya y el América mexicano, presentó hace un año la demanda por perjuicios que alcanzaban un millón de dólares. González siempre negó las acusaciones y afirmó que las cuentas estaban en orden.

Oscar Latorre, abogado de González, comentó en tribunales que hubo un acuerdo extrajudicial entre las partes, pero se negó a brindar detalles.

Cabañas, de 32 años, actualmente se entrena con el plantel 12 de Octubre de la ciudad de Itauguá, a 35 kilómetros al este de la capital, esperando que el América envíe sin costo el pase para disputar el campeonato de la tercera división del fútbol paraguayo.

El ex atacante del América recibió un balazo en la cabeza en enero de 2010 durante un incidente en un centro nocturno de la capital mexicana. El proyectil continúa alojado en la parte derecha del cráneo, por lo que tiene la visión izquierda disminuida y aún no recuperó todas sus capacidades cognitivas.