Mianmar invitó a Estados Unidos a que envíe observadores para seguir las elecciones de abril, un paso importante para este país largamente aislado que busca convencer a Occidente de que levante sus sanciones económicas.

La portavoz de la embajada estadounidense Adrienne Nutzman dijo el miércoles a The Associated Press que Washington había recibido una invitación para enviar observadores junto con los 10 países que conforman la Asociación de Naciones del Sureste de Asia.

Nutzman dijo que Washington estaba "alentado" por el gesto de apertura.

Estados Unidos ha dicho que las elecciones parlamentarias del 1 de abril son "una prueba importante" del compromiso de Mianmar con sus reformas.

Es la primera ocasión en que observadores internacionales serían admitidos para seguir una elección en el país, que está saliendo de una dictadura militar de medio siglo de duración.