El Fondo Monetario Internacional anunció el miércoles que pondrá inmediatamente a disposición de Haití 15 millones de dólares al haber culminado la segunda y tercera evaluación de la economía antillana según un acuerdo de Servicio de Crédito Ampliado vigente desde julio de 2010.

Los fondos aportados a Haití dentro de ese servicio de crédito ascenderán con este desembolso a 40 millones de dólares, después de que el FMI condonara la deuda total por 274 millones de dólares como parte de una estrategia para apoyar a la nación caribeña tras el devastador terremoto ocurrido en enero de 2010.

El subdirector gerente de la junta directiva del FMI, Naoyuki Shinohara, dijo en un comunicado que la economía haitiana continúa recuperándose, que los esfuerzos de sus autoridades y comunidad internacional han reactivado el crecimiento y controlado la inflación, pero advirtió que la reconstrucción y la implementación de reformas estructurales ha avanzado a un ritmo más lento que lo esperado.

"Aunque favorable, las perspectivas económicas permanecen sujetas a riesgos, incluyendo un entorno económico global débil y un deterioro de la situación de seguridad y política interna", agregó Shinohara.

El funcionario halagó la política económica del gobierno actual porque un "mayor ingreso gubernamental y una restricción continua de los gastos no prioritarios ayudará a crear el espacio fiscal adicional para aumentar el gasto en proyectos relacionados a la pobreza y otras prioridades".

Shinohara recordó que la mayoría de los haitianos vive por debajo de la línea de pobreza y más de medio millón de personas permanecen en residencias provisionales dos años después del terremoto.