La fiscal general Luisa Ortega Díaz informó que investiga a un ex magistrado del Tribunal Supremo de Justicia que fue removido de su cargo tras ser acusado de entregar credenciales oficiales a un presunto narcotraficante.

Ortega Díaz dijo en conferencia de prensa que luego que la Asamblea Nacional aprobó en la víspera la remoción de su cargo del magistrado Eladio Aponte, y que perdió sus privilegios como miembro del máximo tribunal, el Ministerio Público designó un fiscal para investigarlo.

Aponte será investigado por haber supuestamente entregado credenciales oficiales al presunto narcotraficante venezolano, Walid Makled, quien fue detenido el 19 de agosto del 2010 en la ciudad colombiana de Cúcuta, y extraditado nueve meses después a Venezuela.

La decisión de la Asamblea Nacional de destituir a Aponte entró en vigencia el miércoles luego de la publicación de la medida en la Gaceta Oficial.

El congreso basó su decisión en un informe que presentó a comienzos de mes el Consejo Moral Republicano, que está integrado por los titulares de la Defensoría del Pueblo, la Fiscalía General y la Contraloría General, que determinó que Aponte cometió una "falta grave".

Aponte ha rechazado los señalamientos en su contra.

Además de los cargos de narcotráfico, Makled es señalado de haber participado en el homicidio de un periodista y de un veterinario venezolanos.

Makled ha negado en repetidas veces tener relación con esos asesinatos, incluido el del importante narco colombiano Wilber Varela, entre otros crímenes.

Mientras permaneció detenido en Colombia, Makled declaró a una televisora estadounidense que pagó 5,5 millones de dólares al ex comandante general de la Armada venezolana por la concesión de un importante puerto y que mantenía pagos mensuales de un millón de dólares a un grupo de 40 generales, así como coroneles y mayores.

El presunto narcotraficante denunció que Venezuela se había convertido en paso clave de aeronaves con cargamentos de droga.

Las autoridades rechazaron todos los señalamientos de Makled.