El parlamento griego está listo para aprobar el nuevo acuerdo de rescate financiero internacional mientras que los simpatizantes del Partido Comunista se preparan para manifestarse en contra de la austeridad impuesta.

Los legisladores votarán el martes sobre el préstamo multimillonario para el rescate del país azotado por deudas. Se espera que se apruebe fácilmente con el apoyo de la mayoría de los Socialistas y los conservadores Nueva Democracia.

Ambos partidos se han unido en la coalición gubernamental bajo el otrora líder del banco central Lucas Papademos.

Conformado en noviembre, el gobierno tuvo la tarea de salvar a Grecia del desastre de la bancarrota al asegurar un nuevo rescate financiero y procurando una reducción masiva de la deuda privada del país.

Esa misión se espera que sea completada en semanas, luego de las cuales Papademos convocará a elecciones nacionales.