El ministro de Relaciones Exteriores de Rusia anunció el martes que su país apoyará la resolución de las Naciones Unidas que aprueba el plan de Kofi Annan para poner fin a la crisis en Siria.

Sergey Lavrov señaló que Rusia está dispuesta a apoyar la iniciativa de Annan mediante la resolución del Consejo de Seguridad de la ONU. Annan, ex secretario general de las Naciones Unidas, pretende como enviado internacional el fin a la violencia en el país.

Annan, enviado especial del organismo mundial y la Liga Arabe, se reunió a principios de marzo en dos ocasiones con Assad y presentó propuestas para poner fin al derramamiento de sangre, aunque no están hechas públicas.

Sin embargo, Lavrov dijo que el Consejo de Seguridad no debe considerar las iniciativas de Annan como un ultimátum, sino simplemente como una base para la solución de la crisis.

Rusia ha protegido al régimen sirio de las sanciones que le ha impuesto las Naciones Unidas por la represión desatada contra los manifestantes antigubernamentales.

En las Naciones Unidas, los países occidentales más importantes esperan que el Consejo de Seguridad actúe rápidamente y apoye las propuestas de Annan para una solución en Siria.

El embajador alemán Peter Witting dijo que la postura propuesta "es un mensaje claro a las autoridades sirias para cooperar con Kofi Annan y cooperar con el Consejo de Seguridad. Y terminar de inmediato con la violencia que sigue creciendo brutalmente en este momento".

Francia circuló el borrador de la declaración el lunes y expertos del consejo y embajadores tenían una discusión programada para el martes, con muchos esperanzados de que pudiera ser aprobada en el transcurso de la jornada.

El borrador de la declaración que se discutirá el martes pide al gobierno sirio que implemente de manera inmediata las propuestas de Annan para terminar con el año de enfrentamientos, y promete considerar "mayores medidas" en siete días en caso de que no se implemente.

El borrador de la declaración, conseguido por The Associated Press, también revela un bosquejo de la iniciativa diplomática de Annan al apoyar públicamente su plan de seis puntos que incluye:

— Generar "un diálogo político sirio incluyente".

— Seguimiento del cese al fuego por parte de la ONU y un alto al "desplazamiento de tropas" sirias y el uso de "artillería pesada" en y cerca de las ciudades, seguido por "compromisos de todos los otros grupos armados a cesar la violencia". Estados Unidos y sus aliados europeos han exigido que las fuerzas sirias detengan el fuego. Rusia ha estado exigiendo un cese al fuego simultáneo de ambos bandos, pero Siria insiste en que los rebeldes depongan las armas primero.

— Envío de ayuda humanitaria.

— Liberación de detenidos, especialmente manifestantes, y proporcionar a grupos de ayuda una lista de los centros de detenciones y garantizar acceso a ellos.

— Garantizar libertad de movimiento a periodistas en todo el país.

— "Asegurar libertad de asociación y el derecho a manifestarse pacíficamente como una garantía legal".

___

La periodista de The Associated Press Edith M. Lederer contribuyó con este despacho desde las Naciones Unidas.