Al comienzo de la pretemporada, el manager de los Mellizos de Minnesota Ron Gardenhire dijo que le pidió a Francisco Liriano que lance con todo lo que tenga.

Eso es exactamente lo que ha hecho hasta ahora el zurdo dominicano.

El as de la rotación de los Mellizos ha tenido un comienzo impresionante a la pretemporada, con 18 ponches en 13 innings. Tiene efectividad de 2.77 y no permitió hits en cinco entradas en su salida más reciente contra los Piratas.

Liriano ha tenido problemas en el montículo, especialmente con su control, desde que fue operado del codo y se perdió toda la campaña de 2007.

Los Mellizos siempre han querido que sea más eficiente y otorgue menos boletos, pero Gardenhire dijo que quizás es el momento de que se concentre en conseguir ponches y se olvide del resto.

Después de ver resultados mixtos e inconsistencia durante las últimas temporadas, Gardenhire parece estar listo para quitarle las riendas y ver qué sucede.

"En ocasiones uno simplemente tiene que dar un paso atrás y decir, 'sal y domínalos''', señaló Gardenhire a inicios del entrenamiento de primavera. "Eso es lo que planeo hacer. Ya no voy a perder cabello peleando. Ya no tengo cabello".

Los Mellizos siguen concentrados en la mecánica de movimiento de Liriano, tratando de que evite un lanzamiento de tirabuzón violento que pudo haber ocasionado algunos de sus problemas de brazo, e instándolo a ser tan eficiente como sea posible para que pueda lanzar más entradas por juego.

Pero Liriano ha notado también más aliento por parte del equipo de entrenadores y parece estar en la dirección correcta hasta ahora en el entrenamiento de primavera con un inicio impresionante.

"El puede dar dos pasaportes en una entrada y después ponchar al resto", comentó Gardenhire. "No existen muchos pitchers que puedan hacer eso, dar base por bolas a un par y después ponchar a los siguientes tres tipos y hacer que se vean torpes. Tiene la habilidad de hacer esas cosas".

Todas sus cuatro carreras limpias admitidas ocurrieron en una entrada difícil ante los Azulejos de Toronto la semana pasada.

"Cuando trato de cambiar la forma en que lanzo, no me enfoco en los bateadores", dijo Liriano. "Sólo me enfoco en lo que tengo que hacer con respecto a la mecánica de movimiento y en todo lo que tengo que realizar", indicó.

El coach de lanzadores Rick Anderson ha estado trabajando con Liriano para asegurar que se mantenga erguido en su mecánica, creando un mayor movimiento descendente en su lanzamiento que le pueda ayudar a mejorar la ubicación de su recta, aunque a Liriano le ha tomado tiempo aceptar las sugerencias.