Juventus, con un gol de Mirko Vucinic en el tiempo extra, eliminó el martes al Milan y avanzó a la final de la Copa Italia al valerle un empate 2-2 que selló una ventaja 4-3 en el marcador global.

Hacía ocho años que la Juve no llegaba a una final del torneo copero, que disputará en Roma el 20 de mayo con el equipo que gane el miércoles entre Napoli y Siena, que se impuso 2-1 en el partido de ida.

El veterano Alessandro Del Piero anotó el primer gol de Juventus a los 28 minutos al desviar un balón a boca de jarro.

Pero el Milan, que perdió 2-1 en la ida en su estadio San Siro, reaccionó y se fue al frente con los goles de Djamel Nesbah y Máxi López. Nesbah anotó de cabeza a los 51 y López, tras entrar por Zlatan Ibrahimovic, hizo el suyo a los 81 con un derechazo dentro del área.

El tanto de López obligó a jugar dos tiempos suplementarios y Vucinic marcó el gol del empate al quinto minuto del primero con un tiro violento de gran distancia que pasó rozando el travesaño.

La pulseada Milan-Juventus se repite en la Serie A, donde los rossoneri están en el primer lugar con 60 puntos, cuatro más que la Juve.

Además del acceso a la final, Juventus espera que el triunfo sea un golpe psicológico al máximo rival dentro del tramo final de la liga italiana.

Al frente de la Juve estuvo Del Piero, el jugador símbolo de la Juve, que a sus 37 años aspira a ganar la Copa Italia como despedida del calcio. Del Piero ha dicho que en junio continuará su exitosa carrera en el extranjero.

Como ha jugado 19 campeonatos con la Vecchia Signora, el delantero dice que no quiere continuar la última parte de su exitosa carrera en otro equipo italiano. Fue sustituido a los 74 minutos y salió de la cancha en medio de la ovación en pie del público.