Tres grandes empresas de internet que arreglan citas por internet acordaron el martes tomar medidas para filtrar a los depredadores sexuales después que una mujer fue atacada al acudir a una cita, informó la procuraduría de California el martes.

Match.com, eHarmony y Spark Networks firmaron una declaración conjunta de principios para dar un ejemplo al sector y ayudar a prevenir los ataques sexuales, la usurpación de identidad y los fraudes financieros.

"Los consumidores deberían poder usar las páginas de internet sin miedo a ser estafados o atacados", dijo la procuradora de California Kamala D. Harris en un comunicado.

Las compañías acordaron el lunes verificar a los suscriptores en las bases de datos de delincuentes sexuales, ofrecer consejos a los usuarios sobre seguridad y proporcionarles una vía rápida para denunciar los abusos. Algunas compañías ya aplican esas medidas.

Los servicios de citas también informarán a la procuraduría estatal sobre sospechas de actividad criminal, dijo Harris.

La declaración no es vinculante ni incluye penalidades a los infractores, pero sí obliga a las páginas de citas a hacerse responsables de la seguridad de sus suscriptores, dijo Lynda Gledhill, vocera de la procuraduría.

"Los particulares no pueden demandarlas sobre la base de este acuerdo. Esperamos plenamente que las empresas, de buena fe, cumplirán", dijo.

Match.com, con sede en Dallas, fue una de las primeras páginas de este tipo. La filial de IAC/InterActiveCorp opera actualmente en 24 países y en 15 idiomas.

Desde Santa Monica, California, eHarmony opera en Estados Unidos, Canadá, Australia y Gran Bretaña.

Spark Networks, de Beverly Hills, tiene varias páginas orientadas cada una a determinada religión u origen étnico.

El año pasado, unos 40 millones de estadounidenses recurrieron a estos servicios y pagaron más de 1.000 millones de dólares en membresías, de acuerdo con la procuraduría.