Si los Bulls de Chicago desean mantener viva la aspiración del campeonato de la NBA en esta temporada, necesitarán tener sano a Derrick Rose.

Por ahora, sin embargo, han encontrado la manera de derrotar a los equipos principales en la Conferencia Este sin su estrella más indispensable.

Mientras el actual Jugador Más Valioso convalecía de dolores en la ingle por cuarto partido consecutivo, los compañeros de Rose presentaron una defensiva impenetrable y capitalizaron una plétora de balones perdidos por el Magic de Orlando, que le permitieron a Chicago vapulearlo por 85-59 el lunes.

Carlos Boozer anotó 24 puntos y capturó 13 rebotes en su tercer partido con al menos 20 tantos contra el Magic en la temporada, mientras John Lucas agregó 20 unidades como suplente en apenas 21 minutos para encabezar a los Bulls.

"Con honestidad, la verdadera razón es nuestra defensiva", señaló Boozer, cuyo equipo ha vencido a sus tres más cercanos perseguidores en la Conferencia Este en los últimos seis días. "Nuestra defensiva fue ... ese fue posiblemente unas de las mejores actuaciones que hemos tenido en esta campaña".

De hecho, la defensiva que tuvieron los Bulls el lunes fue algo digno de maravillar, pues con los 59 puntos que permitieron establecieron marca de la organización para el menor número de tantos admitidos en una temporada regular.

También fue una noche singular para el entrenador de los Bulls, Tom Thibodeau, quien se convirtió en el entrenador que en el menor tiempo llega a los 100 triunfos en su carrera en la historia de la NBA. Thibodeau logró la hazaña en únicamente 130 partidos, uno menos que Avery Johnson cuando impuso el récord anterior en 2006.

"Tuvimos muchos chicos muy activos", dijo Thibodeau. "Tuvimos descanso. Ellos tuvieron anoche un partido difícil. Nosotros estamos frescos, así que tuvimos allí una ventaja y ellos fallaron algunos tiros que por lo regular encestan".

Los Bulls ganaron por quinta ocasión en seis partidos. También tienen una foja de 3-1 en los últimos cuatro partidos sin Rose, que sigue recuperándose de la ingle.

Por su parte, los 76ers de Filadelfia salieron decididos a evitar un desliz en Charlotte.

Debido a que esta semana van a partidos importantes con los adversarios divisionales de Nueva York y Boston, habría sido fácil para los líderes 76ers soslayar al peor equipo en la temporada, los Bobcats de Charlotte.

Pero eso no ocurrió.

Jrue Holiday metió 20 puntos y repartió seis asistencias para ayudar a los 76ers a romper una racha de tres derrotas con un triunfo 105-80 sobre los Bobcats.

Holiday, quien el sábado estableció una marca personal en su carrera al encestar 30 puntos en una derrota ante Chicago, acertó ocho canastas en 13 intentos y metió los cuatro tiros libres que intentó.

Thaddeus Young también anotó 20 unidades y Louis Williams aportó 19 para los 76ers.

El mexicano Eduardo Nájera no anotó puntos en 4:54 minutos sobre la cancha por los Bobcats.

"Ellos nos pusieron un poco de presión en la defensiva y pues simplemente no pudimos anotar en la segunda mitad", dijo el entrenador de los Bobcats, Paul Silas.

El entrenador de Filadelfia, Doug Collins, declaró antes del encuentro que la clave para salir del mal momento era conseguir un ataque de anotaciones más equilibrado de sus jugadores.

Y lo consiguió.

Mientras, Ray Allen no le prestó mucha atención al modesto séptimo lugar de los Celtics en la Conferencia Este ni a las dos derrotas seguidas con las que Boston llegó a Atlanta.

El jugador con una veteranía de 16 años insiste en que le gusta este equipo de Boston, sobre todo cuando se desempeña como lo hizo en el cuarto período contra los Hawks.

Allen conectó dos triples en una ofensiva de Boston de 13-0 en el último período y protegió la ventaja con dos tiros libres en los últimos segundos para que los Celtics superaran 79-76 a los Hawks.

"Me encanta lo que veo de este equipo", dijo Allen en referencia a la persistencia de los Celtics después de los problemas ofensivos que tuvieron durante tres períodos.

En los resultados del resto de la jornada, Cleveland venció 105-100 a Nueva Jersey, Minnesota 97-93 a Golden State y Dallas 112-95 a Denver.

___

Los periodistas de la AP Steve Reed en Charlotte y Charles Odum en Atlanta contribuyeron en la información.