Dos meses después de descartar para siempre a Carlos Tevez, el técnico del Mánchester City Roberto Mancini podría volver a alinear al argentino en el duelo del miércoles frente al Chelsea, que el City debe ganar para que el Mánchester United no se aleje demasiado al tope de la tabla en la Liga Premier del fútbol inglés.

Tevez lleva un mes entrenándose con el City tras superar una disputa con el club que comenzó cuando se negó a calentar para ingresar como suplente durante un partido de la Liga de Campeones con el Bayern Munich en septiembre.

El City lideró la Premier durante cinco meses, pero la semana pasada fue rebasado por el United, que el fin de semana goleó 5-0 al Wolverhampton Wanderers y se alejó a cuatro puntos.

Para no perder el paso, el City tiene que ganarle al Chelsea, que marcha quinto y levantó su rendimiento tras el despido del técnico Andre Villas-Boas hace un par de semanas.

"Es como si fuese una nueva contratación", comentó el defensor del City Joleon Lescott aludiendo a una posible reaparición de Tevez. "Los muchachos están entusiasmados. No vemos la hora de que vuelva".

"En los dos últimos años, es probablemente el jugador que mas rindió en el equipo", agregó.

Tevez llegó a ser el capitán del City, pero Mancini le quitó esa cinta luego de que el argentino expresó deseos de irse del club el año pasado para estar más cerca de su familia, que no se adapta a Inglaterra.

Si Tevez juega, lo hará casi dos meses después de que Mancini dijera que era prácticamente "imposible" que el delantero siguiese en el equipo si no lograba ser transferido al reabrirse el libro de pases en enero.

Tevez se arrepintió y se disculpó, tras irse sin autorización y pasar tres meses en Argentina.

"Obviamente no fue una buena situación para el club, pero se resolvió y lo bueno es que ahora lo tenemos de vuelta", declaró Lescott.

El bosnio Edin Dzeko no está en un buen momento y no sería de extrañar que Mancini lo dejase en el banco para darle cabida a Tevez ante el Chelsea, que ganó cuatro partidos seguidos desde que Roberto Di Matteo reemplazó a Villas-Boas.

Chelsea pelea con Tottenham y Arsenal las dos últimas plazas en la próxima Liga de Campeones. Las dos primeras las tienen prácticamente aseguradas los dos equipos de Mánchester, United y City, los cuales suman 70 y 66 puntos respectivamente.

Tottenham, que está a 17 puntos del United, recibirá a Stoke, mientras que Arsenal, que le sigue a un punto, visitará al Everton, siempre el miércoles. Chelsea está a un punto de Arsenal.

Liverpool, séptimo, deberá ganarle al Queens Park Rangers para conservar esperanzas de pelear por el tercer y cuarto lugares.

Tottenham dijo el lunes que jugará pese a que algunos de sus futbolistas están todavía conmocionados por el percance ocurrido en su último encuentro contra el Bolton, durante el cual el volante del Bolton Fabrice Muamba se desplomó en el terreno de juego tras sufrir un paro cardíaco.

Muamba, de 23 años, se encuentra en estado crítico.

"Es posible que algunos jugadores se sientan afectados, pero tenemos que unirnos y seguir adelante", expresó el técnico del Tottenham Harry Redknapp. "Le daremos a los jugadores todo el apoyo para superar este mal trance, haciendo fuerza al mismo tiempo para que Fabrice se recupere".

Tottenham perdió sus tres últimos partidos de la Premier y dejó que Arsenal le pise los talones y comprometa su tercer puesto.