Las naciones de la Unión Europea respaldaron el lunes una propuesta que prohíbe pescar tiburones sólo para cortar sus aletas y arrojarlos de nuevo al mar para que mueran.

Los países de la UE indicaron que desean que todas las embarcaciones en sus mares territoriales y los botes con bandera de países la Unión Europea que se encuentren en cualquier parte del mundo desembarquen tiburones con aletas. Las propuestas aún requieren el apoyo del Parlamento Europeo antes de que puedan convertirse en ley.

Maria Damanaki, comisaria de Pesca y Asuntos Marítimos de la Unión Europea, dijo que la ley "facilitaría el control y nos ayudaría a erradicar el corte de aletas de tiburón", que señaló como una crueldad a los animales y un vasto desperdicio de recursos.

Los tiburones son vulnerables a la sobreexplotación debido a su tardía madurez y a que tienen una pequeña cantidad de crías por camada. Las aletas de tiburón tienen alta demanda en Asia para sopas y supuestos remedios. Damanaki informó que cerca de 75 millones de tiburones son cazados anualmente para el uso exclusivo de sus aletas, siendo la Unión Europea el mayor exportador.

Como resultado, el tiburón martillo se encuentra prácticamente extinto en el mar Mediterráneo.

Bajo las leyes actuales, la UE aún goza de exenciones y permisos especiales para la práctica, y la aplicación de la ley resulta tan intrincada que es propensa al fraude. Damanaki ha comparado la práctica de cortar las aletas de los tiburones con la matanza de elefantes sólo por sus colmillos.

Las medidas para una mayor protección de los tiburones en peligro de extinción forman parte de una política general de la UE para promover la pesca sustentable después de décadas de una sobrepesca que han llevado a muchas especies populares en el Atlántico y el Mediterráneo al borde de la extinción comercial.