El Producto Interno Bruto chileno creció 6% en 2011, tres décimas menos de lo estimado por las autoridades, informó el lunes el Banco Central, que destacó la fuerte demanda interna.

En un comunicado la entidad rectora señaló que la expansión del PIB responde al "desempeño de todas las actividades, salvo la minería que registró una contracción".

El instituto emisor precisó que la economía local se expandió 9,9% el primer trimestre del año pasado, 6,3% el segundo, 3,7% el tercero y 4,5% el cuarto.

En el impulso se destacaron los servicios empresariales y el comercio, seguidos por la construcción, servicios personales y la industria manufacturera. El dinamismo lo pusieron la pesca, electricidad, gas, agua y comercio, entre otros.

Según el Banco Central, el consumo privado de 2011 creció 8,8% y el consumo del gobierno 3,9%.

"El desempeño del consumo total se explica fundamentalmente por el consumo privado, que cerró el año con un alza de 8,8% como resultado de un mayor gasto en bienes y servicios. Dentro del consumo de bienes destacó el fuerte aumento en durables, liderado por el gasto en equipos de uso doméstico y automóviles; en tanto, el consumo de no durables fue impulsado por el gasto en productos textiles, combustibles y alimentos", explicó el Banco Central.

Agregó que "por su parte, el resultado del consumo de servicios reflejó la mayor demanda por servicios personales, de vivienda, transporte y financieros".

Sobre el índice de comercio exterior, las exportaciones crecieron 3,9% impulsadas por los embarques de productos industriales, como alimentos, bebidas, tabaco, celulosa y papel e imprentas. En tanto, las importaciones crecieron un 15,1% por la internación de bienes industriales.