Dos días después de sufrir un paro cardíaco en pleno partido contra Tottenham, el volante de Bolton Fabrice Muamba empezó el lunes a respirar por sus propios medios y a responder preguntas de sus familiares.

El jugador de 23 años se desplomó el sábado en la cancha del Tottenham durante un partido de la Copa de la Asociación de Fútbol. Su corazón volvió a latir por sí solo hasta que llegó al hospital.

Muamba, nacido en el Congo, mejoró durante el lunes y para la noche los médicos ya no describían su estado de saludo como "crítico".

"Sigue mostrando señales de mejoría esta noche", informaron Bolton y el Hospital Especializado en Pecho de Londres en un comunicado conjunto. "Ya puede respirar en forma independiente sin la ayuda de un ventilador. También ha podido reconocer a familiares y responder adecuadamente a preguntas".

"Todos estos son indicios positivos de mejoría. Sin embargo, su estado de salud sigue siendo grave y el personal médico en la unidad de cuidados intensivos seguirá monitoreándolo y atendiéndolo".

Un amigo del jugador, Curtis Codrington, que lo ha estado visitando en la sala a diario, declaró a la AP que Muamba había pronunciado "unas pocas palabras en inglés y francés, lo que es mejor que nada". El mediocampista de Chelsea Michael Essien confirmó lo anterior después que visitó el hospital.

La prometida de Muamba reflejó el optimismo de los médicos.

"Todas sus oraciones están funcionando, muchas gracias", escribió Shauna Muamba en Twitter. "Cada oración lo fortalece. A Dios sea la gloria".

La pareja tiene un hijo de tres años, Joshua, y el Día de San Valentín se comprometieron a casarse.

El técnico de Bolson, Owen Coyle, dijo que Muamba, quien integró la selección inglesa sub21, libra una "dura batalla" y que el club ha sido inundado de mensajes con buenos deseos, incluido uno de David Beckham.

Muamba huyó del Congo con su familia en 1999 para escapar de una guerra civil.

"Si ves las cosas por las que pasó, te das cuenta de que es un luchador por naturaleza. Es un joven en buen estado físico", manifestó Goyle, e hizo votos para que esa condición lo ayude a salir adelante.

En el Congo también hay preocupación.

"Oramos para que recupere la salud", dijo el presidente de la federación congolesa de fútbol, Omari Selemani, a The Associated Press vía telefónica. "Nuestro corazón está con él y especialmente con su familia en este momento difícil. El hecho de que sea de origen congolés hace que nuestro país se sienta orgulloso de tener a un jugador del Congo que juega en el extranjero".

Bolton suspendió su partido del martes con Aston Villa por la Liga Premier.

Su próximo encuentro sería el del sábado con Blackburn y la semana que viene se realizaría el choque con Tottenham correspondiente a la Copa de la FA que fue suspendido el sábado.

En Tottenham, mientras tanto, los jugadores pidieron ser sometidos a exámenes cardíacos y el club dispuso hacerlos el lunes.

___

Rob Harris está en Twitter en www.twitter.com/RobHarrisUK